Se tomó testimonio a entre 6 y 8 testigos. El conductor del camión que lo embistió está imputado.

La Fiscalía de la Quinta Circunscripción Judicial dio por terminada la investigación sobre el accidente vial que terminó con la vida del reconocido ciclista Fiambalense Omar ‘Tyson’ Pereyra (23). Una vez que termine la feria judicial se solicitará la elevación a juicio.

Pereyra murió el 24 de julio de 2018 cuando circulaba a bordo de su bicicleta por la Ruta Nacional 60 -a la altura del Río La Troya-, y fue embestido por el camionero Luis Ramón Rasgido (44). Por las lesiones recibidas falleció en el acto.

El fiscal Luis Barros Risatti ordenó el arresto de Rasgido, que fue imputado por “homicidio culposo”, quien poco después recuperó la libertad, lo que causó malestar a familiares y amigos de la víctima.

Fuentes judiciales explicaron a El Ancasti que la investigación está terminada y lista para ser enviada a juicio el mes que viene, y que en el marco de la producción de pruebas se tomó testimonio a los testigos y se realizó una serie de pericias.

Se supo además que Rasgido, único imputado por el fallecimiento de Pereyra, de ser declarado culpable podría ser condenado a un máximo de cinco años de prisión, ya que, según los resultados de las pericias realizadas, no habría agravantes en su contra. Se conoció que entre 6 y 8 testigos brindaron su versión de lo que sucedió ese fatídico día y que varias de esas personas acompañaban a Pereyra cuando fue arrollado por el camión.

Otras fuentes consultadas por este diario señalaron que entre las principales pruebas del accidente estaría una abolladura que quedó a la altura del faro derecho del camión Scania que conducía Rasgido, en compañía de Lucas Pereyra (22), cuyo testimonio sería clave para determinar la responsabilidad del conductor.

Al momento del siniestro, las primeras conclusiones demostraron que el camionero no se habría percatado del paso del ciclista, que circulaba en igual sentido.

 

Pedido de justicia

Familiares y amigos de Pereyra realizaron varias marchas por las calles de Fiambalá pidiendo a la Fiscalía que acelere la investigación y cuestionando la medida que puso en libertad a Rasgido.

En las últimas horas un grupo de personas, entre vecinos, amigos y familiares, se trasladó en bicicletas, motos y otros vehículos hasta el lugar donde ocurrió el accidente, al cumplirse un año de la muerte del joven.

Según el portal elabaucandigital.com, consideraron que «es lamentable que a un año del accidente nadie haga nada y a nadie le importe nada. El acusado está en libertad y la causa parada».

Las marchas comenzaron a menos de un mes del accidente, coincidencia con el aniversario de la muerte de Elías Gómez (19), de Tinogasta.

 

El hecho

Gómez falleció el 23 de julio de 2017 en la esquina de Mariano Moreno y Rivadavia cuando circulaba al mando de una motocicleta Yamaha YBR 125 cc, dominio 408-JVR, y fue embestido por una camioneta Ford Ranger Limited, dominio PB-303-VV, al mando de César Eduardo Varas (37).

El motociclista salió despedido del rodado y terminó impactando contra una columna de hierro del semáforo ubicado en la misma esquina, donde quedó tendido sin vida.

Fuente: www.elancasti.com.ar

Fotos: Multimedios Abaucán