El Secretario de Turismo del municipio, Carlos Liligdhall, a través de Multimedios Abaucán decidió publicar fotos de los daños que ocasionales visitantes hacen en el complejo termal de Fiambalá.

Liligdhall y demás funcionarios encargados del principal atractivo turístico de la provincia dijeron que “el personal que cumple tareas en la quebrada termal están muy ocupados con la atención en piletones, vestuarios y sanitarios. Además de enfermería y mantenimiento en general, y existen sectores donde se ubica el acceso donde aprovechan para destruir o producir algún tipo de daños. Es el caso de la cascada de ingreso donde se hizo un punto selfie de Las Termas,  manos anónimas arrancaron la letra ‘F’ de Fiambalá”, contó el funcionario.

Mario Quiroga, también integrante del área turismo, recomendó la instalación de cámaras de monitoreo “así se podrá controlar las rupturas y hechos de vandalismo. Así mismo reforzar con personal para mejorar la limpieza, seguridad e higiene del sector de sanitarios” recomendó.