La intendente Paulón encabezó una comitiva de ayuda.

Tras las lluvias torrenciales que afectan el norte del distrito Fiambalense, las autoridades municipales encabezadas por la Intendente Roxana Paulón ya trabajan en el lugar con la asistencia necesaria que los pobladores están necesitando.

Las grandes masas de agua cortaron las rutas y los accesos a la mayoría de las poblaciones y hace imposible la llegada de vehículos con ayuda.

En las primeras horas de ayer domingo el Comité de Emergencia de la Municipalidad de Fiambalá junto a la Intendente Roxana Paulón y Defensa Civil se trasladaron hacia la zona norte para asistir con recursos a las familias damnificadas como así también comenzar con el relevamiento correspondiente en una jornada donde la lluvia no da tregua y las condiciones climáticas tienden a empeorar lo que también afectaría el inicio de ciclo lectivo por los inconvenientes de transitabilidad –con el peligro que ello implica- y la nula asistencia de niños que habitan en puestos cordilleranos.

La Dra. Roxana Paulón estuvo ahí ayudando y encargándose personalmente del operativo con mucho compromiso y sensibilidad que lo caracteriza junto a la gente de esa zona que no están pasando buenos momentos.

La propia intendente calificó como “muy complicada la situación, la única manera de hacer llegar asistencia fue formando cadenas humanas dentro del cauce de los ríos y llegar con agua, bolsones con alimentos y nylon”, dijo la jefa comunal. “No pudimos llegar como era nuestra intención. Entonces nos vimos obligados en meternos dentro del agua sujetados por sogas y así hacer pasar los elementos a los delegados municipales. La gente está sin agua apta para consumo porque las tomas de agua están sin funcionar debido a las fuertes crecidas que llevan muchos días y no cesan”, destacó la intendente