Patrona de la Parroquia de Fiambalá.

Como cada año, centenares de personas llegan hasta el Santuario de Ntra. Sra. del Fátima -patrona de la Parroquia de Fiambalá-, provenientes de todos los rincones del distrito, donde innumerables marianos llegan a venerarla en la iglesia ubicada frente Plaza Fray Mamerto Esquiú de esta ciudad de Fiambalá.

En esta oportunidad se contó con la presencia de peregrinos de la localidad de Palo Blanco, quienes arribaron con una imagen de la patrona de esa población, la Virgen del Valle.

En la ceremonia religiosa que fue precedida por el Presbítero Carlos Robledo y el Vicario Luis Páez estuvo presente la primer mandataria Municipal, Dra. Roxana Paulón y su gabinete acompañada de autoridades legislativas, entre otras.
Luego de la Santa Misa se realizó la tradicional procesión por calles de la nueva plaza de Fiambalá para finalizar en el Santuario.
Antes de la bendición de despedida, el Presbítero Carlos Robledo agradeció la presencia de autoridades, peregrinos, público en general, medios de prensa y la gente de Palo Blanco quienes caminaron varias horas para poder llegar a esta celebración tan importante

Todo lo acontecido fue transmitido en directo a través de FM Impacto 106.1 pudiendo llevar en vivo a cada uno de los Fiambalenses que se encuentran en otras latitudes del país y el mundo.

La Virgen de Fátima, también llamada Nuestra Señora del Rosario de Fátima, o Nossa Senhora de Fátima en portugués, es una advocación mariana del catolicismo que se venera en Fátima (localidad que debe su nombre a la antigua ocupación de los árabes en ese territorio), población que pertenece al distrito de Santarém, región Centro y subregión de Médio Tejo, Portugal, por aquellos que creen que la Bienaventurada Virgen María se apareció a tres niños pastores en Fátima.
La Virgen de Fátima, se ha convertido en un icono religioso no solo en Portugal, país en donde apareció, sino también en varios sitios de España, como por ejemplo en Gran Canarias, en Bajaos, en Córdoba, en Cádiz y en Venezuela, tierra mariana donde dicha Virgen posee gran adhesión y es celebrado su día con una muestra especial de reconocimiento. Nuestra Señora de Fátima virgen, afamada y venerada por todos, posee un santuario en donde anualmente se realiza una procesión en su honor, lugar en donde realizan la peregrinación, por los romeros provenientes de las cercanías de Portugal.
En Fiambalá, es la patrona de toda la parroquia que está compuesta por todo el amplio distrito Fiambalense. Centenares de personas llegan en agradecimiento,  pidiendo algún milagro o por devoción a la madre de Jesús en la advocación del Fátima.

 

MÁS DE LA VIRGEN DE FÁTIMA

Sus apariciones fueron históricas. Los hechos sucedieron entre el 13 de mayo y el 13 de octubre de 1917. Lucía dos Santos, de diez años, y sus primos, Jacinta y Francisco Marto, de seis y nueve años respectivamente, relataron que sintieron como el reflejo de luz que se aproximaba y vieron a una Señora vestida de blanco surgir de una pequeña encina. Los niños aseguraron que se trataba de la Virgen María, la cual les pidió que regresaran al mismo sitio el 13 de cada mes durante seis meses.
En posteriores retornos los niños fueron seguidos por miles de personas que se concentraban en el lugar para ser testigos de las apariciones. Con anterioridad a las apariciones marianas se había aparecido un ángel durante la primavera de 1916 en la cueva Loca do Cabeço. Francisco no escuchaba ni hablaba con la Señora; solo la veía.

 

DEVOCIÓN A FÁTIMA

En memoria de su primera aparición en las colinas en Cova de Iria, los marianos celebran actividades culturales, deportivas, musical y católicas religiosas. El actual santuario, cuyo nombre completo es Santuario de Nuestra Señora del Rosario de Fátima, recibe anualmente más 4 millones de peregrinos y en sus inmediaciones se han establecido más de 50 casas de religiosas femeninas y unas 15 congregaciones masculinas que incluyen un seminario.
La inmensa mayoría de marianos, realizan su peregrinación en autobús, otros en avión y una cifra estimada entre 30.000 y 40.000 peregrinos realizan el camino a pie.