En barrio Santa Bárbara de Fiambalá.

En la jornada de ayer domingo, feligreses de la Virgen del Rosario se acercaron hasta la capilla ubicada en barrio Santa Bárbara para estar presente en esa festividad tradicional que la familia Quispe organiza hace varias décadas.

Durante la semana se realizó el rezo de la novena y en la jornada de ayer se desarrolló la procesión por calles del barrio en donde los devotos veneraron a la virgen.

Armando Quispe junto a su madre y misachicos son quienes continúan con la tradición familiar de varias generaciones consistentes en cuidar y realizar este tipo de conmemoraciones a la Bienaventurada Virgen María del Santísimo Rosario.

Desde el inicio de la evangelización María es venerada en Argentina bajo la advocación Nuestra Señora del Rosario. Ya en 1586 se le tributa devoción en Bs. As., siendo por lo tanto una de las imágenes más antiguas en el país…
Es tal la devoción en Argentina que la Virgen del Rosario preside la primera bendición de la bandera patria, el 25 de mayo de 1812. Patriotas tales como Belgrano, Arenales, Güemes, se cuentan entre sus devotos.

La Virgen del Rosario es venerada especialmente en las provincias de Santa Fe (Rosario), Entre Ríos (Paraná), Córdoba, Jujuy, San Luis, San Juan y en Mendoza (cuidad que la venera desde 1590).

Un hecho reciente que marca la vigencia de la advocación es la inauguración en el año 2003 del Puente sobre el río Paraná (610 mts) que une a las ciudades de Rosario (provincia de Santa Fe) y Victoria (provincia de Entre Ríos) que lleva el nombre Nuestra Señora del Rosario.