Un menor de edad habría sido requisado sin la presencia de sus padres.

Teófila Arcadia Quiroga, madre del menor que habría sido maltratado por la policía.

Teófila Arcadia Quiroga, madre de un menor que asiste a la Escuela N° 314 “María Verasay de Saleme” del barrio La Ramadita de esta ciudad de Fiambalá, denunció públicamente ante Multimedios Abaucán y FM San Francisco que su hijo, quien cursa el 6° grado, fue víctima y acusado de ser el autor del robo de la suma de $11.000 perteneciente a una maestra y que a raíz de ello las autoridades del establecimiento informaron al personal policial quienes luego de hacerse presente en la institución procedieron a revisar las pertenecías y ropa del niño sin notificar previamente a ellos, sus padres, además de violar los derechos de ser menor. Asimismo la mujer manifestó que de acuerdo a lo descrito por su hijo, los policías lo “presionaban y lo torturaban psicológicamente para que diga donde estaba el dinero, sino que iría otro uniformado ´grandote´ y que él le pegaría muy fuerte”.

Quiroga en su relato también cuenta que uno de sus hijos de 18 años fue a buscar a sus hermanitos en la escuela y que el personal policial al verlo, lo retuvieron junto a otro hijo pequeño de tan solo 4 años de edad hasta que recién decidieron informarle a ellos (sus padres), quienes al hacerse presentes encontraron la escena de que su hijo estaba ´demorado´ y custodiado por personal policial “Como si fuera un delincuente”, dijo.

“Al llegar mi hijo estaba muy asustado, con mucho miedo, en estado de shock nervioso y lo primero que me dijo que él no tenía nada que ver con el robo del dinero (…) Yo le creo porque no tiene la necesidad de hacerlo y es un niño bien criado, no un delincuente. Después pedí explicación a las autoridades de la escuela y la policía sobre porque no nos habían citado como padres desde un primer momento, para que cada uno decidamos que hacer y no demorar a mi hijo solo, mientras que a los demás lo despidieron a sus casas, además de tomarse la atribución de revisarlo, hacerle un interrogatorio verbal y amenazarlo que otro policía ´grandote´ le pegaría muy fuerte” (Sic) “. Luego, hoy martes llamaron a una reunión general de padres y tutores, pero no se trató nada serio y quedó todo en la misma situación”. Manifestó.

Dentro de la amplia entrevista, Arcadia Quiroga dijo que viajará a realizar las denuncias correspondientes en Fiscalía de la 5° Circunscripción contra las autoridades escolares y personal policial, en donde también solicitará una asistencia psicológica para su hijo quien quedó muy deprimido, con ganas de no volver a la escuela y teme que tenga una decaída emocional. “Para colmo algunos maestros le dijeron ´para que hizo tanto quilombo y que ahora la cosa se hizo mucho más grande´. (…) Ahora veré la posibilidad de cambiarlo de escuela porque lo comenzaron a señalar como culpable de algo que no hizo”. Finalizó la entrevista.

Audio Gentileza: Jorge Villanueva – FM San Francisco 99.1, Fiambalá.