610 mil pesos en cobertura sanitaria y seguridad.

Desde el hospital zonal de Belén hubo diferencias en las cifras de intoxicados por alcohol.

La 11º edición de la Noche de  Playa que se realiza en el departamento Belén genera como cada año, conclusiones sobre la cobertura y resultados de los operativos que se desarrollan para brindar asistencia sanitaria y seguridad a los miles de personas que asisten.
Ayer, las declaraciones de profesionales del nosocomio local “Dr. Segundo Enrique Muñiz” arrojaron diferentes cifras, mientras que oficialmente, la directora del hospital zonal, Mariela Pastor informó que “en la madrugada hubo 13 adolescentes de entre 15 y 18 intoxicados por alcohol que ingresaron al hospital en ambulancia, en el predio se atendieron 20 personas de los cuales 12 o 13 fueron por estado de ebriedad y el resto con malestar hepático y un par por  lesiones leves por disputas”.
Por su parte, el director de Terapia del hospital de Belén, Walter Paredes, señaló a medios locales que “aproximadamente 70 casos de intoxicación etílica, personas de ambos sexos, pero la mayoría eran de sexo femenino. Tuvimos dos casos de traumatismos, un masculino y un femenino, ambos expresaban que fueron agredidos”.
El médico también comentó que “a pesar  de haber montado  la tienda de campaña en el lugar del evento, a las  4.00, el hospital zonal de Belén estaba colapsado”.
Desde la organización dieron a conocer que cumplieron con el pago de la cobertura sanitaria y de seguridad, al hospital zonal abonaron 160 mil pesos, mientras que por los doscientos efectivos y el traslado pagaron 450 mil, además de las exigencias de Defensa Civil y Bomberos.
En el predio donde se llevó a cabo la fiesta se emplazó además de las ambulancias, un puesto de hidratación y descanso, esos lugares estaban dispuestos para que las personas que deseaban hacer controles de presión arterial o sentían algún tipo de malestar fueran atendidos por profesionales de la salud.
Además, con el fin de evitar intoxicaciones etílicas o ingestas por alimentos en mal estado, el ministerio de Salud, desde jornadas previas a la realización del evento,  llevó a cabo actividades de consejería y prevención en las calles de la ciudad de Belén.

 

“Cumplimos con todo lo que nos exigieron”
Consultado sobre el resultado del evento, uno de los organizadores, Augusto Sánchez, comentó al respecto: “La persona que habló no es el director, la directora es la doctora Pastor. La doctora aclaró que en realidad fueron 13 personas las que estuvieron con intoxicación, hay una gran diferencia. Si bien sabemos que cada uno es responsable de sus actos también sabemos que hay gente que va y toma de más, nosotros no podemos controlar a cada uno lo que toma. A raíz de esto la opinión de la gente va en contra nuestra”.
En idéntico sentido, señaló: “Queremos que se aclare porque lo que se dijo no es lo que realmente sucedió. La fiesta estuvo controlada, todo el operativo del hospital y de la seguridad fue pagado por nosotros. Nos reunimos con la gente del hospital y nos exigían seis ambulancias, pagamos 160 mil pesos para que se cumpla con todas las normas de atención”.
En relación con los efectivos de la Policía, Sánchez dijo que “nos exigieron 200 policías y  después se bajó a 150, cada adicional de un efectivo cuesta 2.100 pesos y  pagamos. Todos piensan que nos dan todo y no es así. Hemos pagado todo, desde las horas extras de los médicos del hospital hasta el combustible y los colectivos para trasladar a los policías. En total, pagamos 450 mil pesos entre policías y traslado, más los 160 mil pesos del hospital y a esto se suma lo que solicita Defensa Civil y Bomberos. Hemos afrontado todas las responsabilidades que debíamos por el evento, ya no queremos que se piense que nos regalan o nos dan algo”.

 

Impacto económico 
El organizador también destacó que con la realización del evento se benefician económicamente muchos sectores de la ciudad. En este sentido dijo: “Siempre se ve la parte negativa de la fiesta y nos la atribuyen a nosotros, pero tampoco se resalta la parte positiva que es que los hoteles están completos, la venta de comidas, las empresas de transporte ponen hasta 10 colectivos por día cuando diariamente hay uno solo y el movimiento que se genera”.

 

Fuente: www.elesquiu.com