La preocupación cada vez es mayor.

Las lluvias no paran y los ríos crecen en caudal, tal es el caso del Río Abaucán en Medanitos donde municipio y vecinos acordaron tareas conjuntas y así evitar que la creciente avance sobre los barrios La Banda y La Soledad.
El trabajo de hombres y máquinas se hizo durante toda la tarde del sábado y quedaron varios tractores para trabajar durante la noche, dado que todo hace prever que por las fuertes lluvias en el norte las crecidas serán aún mayores.
Desde el área comunas del municipio, la Lic. Patricia González mostró su preocupación frente al fenómeno que ya lleva varios días. La funcionaria dijo que «a pesar de las dificultades estamos trabajando con personal de defensa civil y llegamos a las localidades por caminos y cruces alternativos para poder dejar agua mineral, bolsones con alimentos y nylon para la gente. Con el pasar de las horas todo se complica y la demanda cada vez es mayor» afirmó.
Mientras en el municipio que conduce Roxana Paulón, el comité de emergencias monitorea todas las localidades y se coordinan acciones en consecuencias.