Viven sin energía eléctrica hace 7 meses y nadie la da una solución – (VER VIDEO).

Una vivienda social que construyó el gobierno provincial se quedó sin el servicio de energía eléctrica hace 7 meses; desde EC SAPEM dijeron que no podrían solucionar el inconveniente, en tanto del  municipio de Fiambalá ignoraron el pedido de ayuda que solicito su dueña.

Lo cierto es que en enero de 2.015 desbordó el Rio Guanchín e inundó las casas de cuatro vecinos, la zona fue calificada como inundable, el gobierno provincial tomó cartas en el asunto y mando a construir viviendas sociales a cada una de esas familias, las que fueron entregadas el 16 de enero del 2.016 con todos los servicios necesarios. En aquel momento la gobernadora dijo: “Hoy entregamos cuatro casas que salen del estándar de las viviendas comunes ya que sus propietarios son personas mayores que no tenían ninguna posibilidad de hacer una vivienda nueva”.

El gobierno provincial, en aquel momento, no solucionó un inconveniente que a la postre traería problemas, no solicitó a la empresa de energía que extendiera 300 metros de la línea del cableado para garantizar la luz a la vivienda de Santos Reales. Hizo lo menos recomendado,  colocó la columna con la bajada y su respetivo medidor a lado de otras viviendas y por medio de un descampado cruzaron los cables a una vieja vivienda y de ahí le pidieron a sus dueños que le dieran energía eléctrica a la nueva casa de Reales. Por cosas de vecinos y desde hace siete meses la vivienda de Reales se quedó sin esa energía, la persona quien le permitía conectarse, la desconectó.

Blanca Reales, hija de Santos vive en la actualidad junto a sus dos hijos (de 14 y 7 años) y desde diciembre se quedó sin el servicio de energía, “la línea no pasa frente de nuestra casa, hable en las oficinas de EC. SAPEM y me dijeron que debía ir a Tinogasta y cuando estuve ahí el responsable me dijo que ellos no tenían material para hacer la extensión de red, además que era una sola solicitante, que la única manera era que yo compre tres postes y un poco más de 300 metros de cable adecuado para hacer la línea, se imagina eso tiene un costo superior a los $75.000, para mi es imposible, soy una desocupada”, señalo la vecina, quien no dudó en señalar que a tres cuadras de su casa termina el alumbrado público y teme por la seguridad de sus niños. “tengo mucho miedo a 100 mts. de aquí arrojaron sin vida a Elba Ibáñez hace unos pocos meses atrás, y aquí se siente mucho la soledad, es muy triste vivir sin luz, cuando se entra el sol nos tenemos que encerrar, mis hijos deben hacer las tareas para la escuela y la luz de una lámpara radiosol es insuficiente, quieren ver TV, Tener agua caliente para el baño y no puedo darles, realmente es muy triste…”.

Desde comienzo de año que Blanca peregrinó por las distintas oficinas de la Municipalidad de Fiambalá haciendo conocer la situación por la que atraviesa y nadie tomo el tema con seriedad, presentó varias notas y ninguna tuvo una repuesta favorable, “me entreviste con la intendente Paulón y cuando le plantee mi problema me dijo, que era un tema que no le correspondía, pero que me ayudaría de alguna manera, que iba a enviar gente que me visite, nunca vino nadie, después volví y estuve con el secretario de gobierno, también me prometió ver mi tema, me pidió mi número telefónico y nunca se comunicó conmigo, además nos cruzamos a diario pero nunca más me habló. En el área de acción social donde fui por última vez, una asistente social me pidió presupuesto de los materiales que se necesita para la prolongar la línea, hice todo lo que me solicitaron, a cambio solo recibí promesas que no se cumplieron y grandes gestos de desidia de nuestras autoridades, me cansaron, hace más de seis meses que esto sucedió, soy mujer, mamá soltera y creo que me merezco un poco de respeto, además no pido que me regalen todo, solo que me ayuden a encontrar una solución a este problema” sentenció.