En acontecimientos muy importantes para la fe católica.

El Obispo de la Diócesis de Catamarca, Monseñor Luis Urbanc estuvo de visita para las celebraciones en la Iglesia de la Virgen del Carmen en donde estuvo acompañado por el Presbítero Carlos Robledo y demás sacerdotes invitados para ese día.

Al día siguiente el Obispo  presidio la consagración del altar y templo, bendición del Ambon y Sagrario de la Capilla bajo la protección del Señor de la Agonía en la localidad de Palo Blanco.
Parte del altar del templo fue construido con material de piedra llevada desde la localidad de Chuquisaca, construido en cuatro meses por trabajadores artesanales que se destacan en el trabajo de la piedra, únicos en la región, concluyendo una labor que representa un sueño para todos los fieles y devotos del Señor de la Agonía, el cual es originario del barrio La Puerta de la localidad de Tatón.
Para la ocasión tan importante en el ámbito religioso, muchos devotos se acercaron para tal acontecimiento y compartir con la máxima autoridad religiosa de la provincia, como es Monseñor Úrbanc.

Al final de todo el recorrido, el Señor Obispo, en respuesta a una invitación realizada, visitó la Capilla de la Virgen del Carmen, también en Palo Blanco, lugar que la familia Reyes resguarda la imagen de la santísima Virgen destinada a todos los fieles y promesantes que cada año se acercan a ese lugar. Esta vez la familia anfitriona invitó a  Monseñor Urbanc debido a que se celebró el 80° Aniversario de que la Virgen fue traída desde Chile, a lomo de mula, y desde ese entonces se venera a la virgen bajo la advocación del Carmen.

Ante distinguida visita, los integrantes de la familia Reyes agradecieron la deferencia del Obispo en hacerse presente en un humilde lugar donde existe mucha fe que es inculcada en los demás descendientes de la familia y la población.