Lo aseveró el Presidente del Concejo Deliberante, Julio Áyame, en relación a la Denuncia de facturaciones truchas radicada por el ex monotributista Carlos Manuel Moreno.

En diálogo con Radio Ancasti, el presidente del Concejo Deliberante de Tinogasta, Julio Áyame, dijo que no le “sorprende” la denuncia por facturaciones truchas radicada por un ex monotributista y apuntó contra el ex intendente Hugo Ávila.

“No me sorprende porque en algún momento tenía que salir a la luz todo esto. Estamos hablando de un tema que acá en Tinogasta se conoce desde hace mucho tiempo, 9 o 10 años, cuando Ávila fue denunciado. Tiene 30 causas. Este tema ya tuvo se protagonismo en el 2011 cuando se descubrieron facturas truchas de un proveedor y sorprendía la inmediatez con la que se abonaban esas facturas. Fue moneda corriente en los gobierno de Hugo Ávila”, dijo.

“Nosotros siempre estuvimos denunciado estas irregularidades porque le hizo mucho daño. En los dos mandatos de Ávila, Tinogasta se fue quedando en el tiempo, eso explica por qué jamás se hicieron obras, no se vio los beneficios del dinero público”, lanzó y remarcó: “Son 8 años en los que Tinogasta quedó atrapada en el tiempo por esta clase de fechorías efectuadas por esos timadores y bribones que teníamos como gobernantes. Somos muchos los que tenemos el gusto amargo de haber vivido estas situaciones en las que veíamos como se dilapidaba el dinero, se robaba, en una palabra”.

En este sentido, el titular del CD tinogasteño dijo que esta  mañana se reunió con los concejales del Frente para la Victoria para analizar los pasos a seguir y anticipó que pedirán informes al Ejecutivo. “Nuestra obligación es involucrarnos en el tema y pedir una explicación porque el daño que se le hizo al erario público es tremendo y todos sabemos que el que paga todo esto es el pueblo, el contribuyente”, indicó.

El cuentapropista Carlos Manuel Moreno denunció que ahora es investigado por la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) por una serie de facturaciones que están a su nombre pero que no realizó.

Explicó que en 2011 dejó un facturero en la Municipalidad de Tinogasta, pero que ahora se enteró que figura como proveedor en por lo menos otros cinco municipios y también en la Legislatura, aunque asegura que como máximo firmó ocho comprobantes.

 

 

Fuente: El Diaguita