La intendenta dijo que lo enviado por el Gobierno nacional no alcanza para ejecutar las obras que estaban planificadas con el Fondo Sojero.

El dinero que recibirá cada municipio por la compensación del Fondo Federal Solidario (FoFeSo) sigue despertando malestar entre los intendentes de la provincia. La mayoría de ellos se enteraron de cuánto le corresponderá a sus municipios luego de la publicación de ayer de La Unión, en donde se detalla que lo depositado por Nación no cubre ni un tercio de lo que estimaban recibir hasta fin de año, si continuaba Fondo Sojero.

En diálogo con este medio, la intendenta de Fiambalá, Roxana Paulón, comentó que aún no había sido informada oficialmente de cuánto le corresponderá a su municipio, pero de acuerdo a la información publicada por La Unión, consideró que “ni siquiera se aproxima a lo que nosotros percibíamos por el Fondo Sojero”.

Es que entre los 35 municipios (Santa Rosa no ingresó por no firmar el Pacto Fiscal) se debieron repartir apenas $ 13.779.184,11 por lo que a Fiambalá le correspondieron $ 391.515,40. Teniendo en cuenta esto, Paulón explicó que antes de que se elimine el FoFeSo, el municipio que dirige percibía por ese concepto un aproximado de $ 900.000 por mes.

“La verdad que ni se compara con lo que recibíamos y nos imposibilita totalmente de seguir haciendo obras. Es una incertidumbre total porque no sabemos qué va a pasar el día de mañana porque no tenemos fondos. ¿Qué hacemos con esa plata por mes? Nada”, sentenció.

La jefa comunal insistió en las complicaciones que generó la decisión de Nación de eliminar el único fondo que tenían los municipios para realizar obras. “Nosotros teníamos todas obras en ejecución pero habíamos tomado la precaución de cancelarlas antes y a las que no, como por ejemplo una parte de la plaza, que estaba planificada con el Fondo Sojero, lo tuvimos que hacer con un empréstito que teníamos y por supuesto, postergar otra obra que teníamos prevista pero no la habíamos empezado a ejecutar. Esa obra ahora es imposible ejecutarla”, señaló.

Por último, comentó que el municipio deberá replantear su plan de obras y dar prioridad “a lo que tenemos por terminar y resignar las obras que teníamos planeadas y que no están en ejecución”.

 

Fuente: www.launiondigital.com.ar