Se encuentra intransitable para todo tipo de vehículos, pero sus habitantes están esperanzados en que se habilite por las épocas electorales que se aproximan.

Pobladores de la lejana localidad de Rio Grande, distrito Fiambalá, hicieron conocer a la redacción de Multimedios Abaucán que el camino que une esa población con la localidad de Tatón se encuentra destruida en distintos sectores y el estado actual es intransitable para todo tipo de vehículos.

Este inconveniente data de las primeras precipitaciones del verano pasado y hasta el momento no se hizo ningún trabajo para permitir el tránsito, causando que al lugar no puedan acceder rodados con provisiones de mercadería y mucho menos vehículos de emergencia, en caso que sucediera algún inconveniente grave con la salud de cualquier poblador.

A pesar que los habitantes de la última población del Departamento Tinogasta estén resistiendo el olvido, son optimista en que se reparará el camino en los próximos meses debido a que se aproximan épocas electorales y los políticos necesitan llegar al lugar para obtener votos a favor.

Debido a la situación actual de la ruta, lo pobladores no tuvieron asistencia médica y las donaciones que llegaron hace unas semanas atrás por parte de turistas solidarios, fueron transportadas a lomo de mula.

Cabe resaltar que en la actualidad para arribar a Rio Grande se debe viajar más de 12 horas a lomo de mula desde Tatón, sorteando las crueles inclemencias del tiempo. Por ese motivo el ex Intendente Quintar, en su momento,  realizó las gestiones necesarias para que los sufridos habitantes de ese poblado puedan estar conectados por una ruta que al pasar el tiempo comenzó a sufrir la desidia y el olvido que finalmente impacta en sus pobladores que ahora imploran por la transitabilidad del camino que tanto necesitan para desbandarse del abandono.