El apremio de la Policía está siendo muy cuestionado y repudiado a nivel nacional.

El martes, el cineasta y comunicador social Ezequiel Carrizo fue detenido por la policía en la ciudad de Fiambalá en la provincia de Catamarca, mientras realizaba registros audiovisuales durante un acto de inauguración de obras públicas donde asistió la gobernadora Lucía Corpacci y la intendenta de Fiambalá Roxana Paulón. Policías de civil le pidieron identificación y lo detuvieron. Fue trasladado a la comisaría y estuvo incomunicado durante 15 horas. Carrizo ya se encuentra en libertad. 

«En varias oportunidades la policía me hostigó. Policías de civil me pedían que me identifique y ellos no lo hacían. Luego cuando aparece un policía con identificación, me identifico y me quieren llevar detenido. Yo me niego, y expreso que tengo derecho de estar ahí. Luego que terminan todos los actos públicos, se empieza a poner más tensa la situación, los policías se me acercan, no me dejan pasar a ciertos lugares, entonces tomo la decisión de irme. Al retirarme del jardín de infantes que se estaba inaugurando, me aborda un policía y me pide identificación. Lo hago y comienza a sacarle fotos con su celular personal a mi DNI, le pido que me lo devuelva y le señalo que no puede hacer eso, me devuelven el documento y me retiro. Vuelvo a mi casa y me dirijo a la plaza principal de Fiambalá a encontrarme con una amiga. En ese momento cuando estaciono en la plaza me aborda un patrullero, se bajan cuatro oficiales que se abalanzan sobre mí y me llevan arrestado. Me tiraron al piso, me esposaron y me acusan de haberme negado a identificarme. Estuve 15 horas preso en la comisaría de Fiambalá, incomunicado, sin abrigo ni alimento digno» expresó Carrizo en diálogo con ANRed

 

Vecinos de Fiambalá se manifestaron su repudio mediante las redes sociales

«Repudiamos lo sucedido el día martes 1 de Octubre durante la visita de la Sra. Gobernadora Lucia Corpacci, cuando personal policial de Comisaría de Fiambalá proceden en plaza principal a 22hs aprox. a privar de la libertad al ciudadano Ezequiel Carrizo, de forma violenta e ilegítima, dejándolo incomunicado por 15hs, no permitiéndole hacer uso de su derecho de llamar a su familia, y de disponer de abrigo y alimento. Por lo sucedido exigimos se den a conocer los motivos reales de su privación de libertad, su actividad previa a la detención sólo fue registrar imágenes de los actos públicos que se realizaban en el día de la fecha en las distintas localidades del distrito y habiéndose identificado cuando la policía se lo requirió. Repudiamos el accionar de las autoridades del orden y la seguridad de los ciudadanos y de quienes nos gobiernan y emiten estás órdenes de abuso de poder. Conocemos nuestros derechos y deberes de ciudadanos. No queremos que esto ocurra ¡Nunca Más!»

Crédito: ANRed