Un rumor comenzó a circular con fuerza en interior de la UCR, y aunque es difícil de comprobarlo, muchos boinablancas no lo descartan del todo ya que lo atan con algunos cabos sueltos que le imprimen a la versión, un cierto grado de credibilidad.

Temen que el mandamás radical y senador Nacional Oscar Castillo haya negociado (por no decir vendido) la elección, con el Frente de Todos que lleva como candidato a gobernador al intendente de la Capital, Raul Jalil.

La sospecha tiene un sustento. Aducen que por lo menos hay tres intendentes radicales que por estas horas estarían sugiriendo a sus huestes que corten la boleta en la categoría gobernador, lo que favorecería al postulante del oficialismo gobernante, e iría en detrimento del candidato propio, Roberto Gomez.

De pasar, dicen que no sería la primea vez. Sin embargo, por ahora todo se mantiene en el nivel de rumor, de versión. Nadie lo confirma. Aunque se habla por lo bajo. Folklore de la política, que le dicen.

Como siempre sucede, el tiempo se encargará de poner todo en su lugar. Si el corte de boleta se da, habrá entonces elementos que permitan sospechar de la maniobra de Castillo.

 

Fuente: www.CatamarcaActual.com.ar