El único detenido que se auto incriminó está señalado como funcionario municipal y estaría gozando de algunos privilegios.

                   Elba ibáñez (35)

El pasado 28 de marzo, en horas de la mañana, a la vera de la Ruta Nacional N° 60 que conduce al Paso Internacional San Francisco, en el barrio Barrialitos de esta ciudad de Fiambalá, un turista que circulaba circunstancialmente por el lugar visualiza un cuerpo femenino, aparentemente sin vida, el cual se encontraba en una acequia de riego, por lo que dio aviso al personal policial y a vecinos del lugar.

Horas más tardes se logra identificar a la persona sin vida que se trataba de Elba Ibáñez (35), una joven madre de un adolescente y una niña de corta edad, quien además se determinó posteriormente que cursaba un embarazo de un mes y medio, y que había sido asesinada de una manera brutal, según los peritajes realizados.

Los días posteriores, personal policial y del Juzgado de la 5° Circunscripción trabajaron para esclarecer el horrendo crimen en lo que finalmente se pudo realizar los peritajes correspondientes al teléfono celular de Ibáñez en donde se comprobó que las últimas comunicaciones  de la víctima había sido con Lorenzo “Tito” Quiroga (74), una persona muy ligada a la Municipalidad de Fiambalá, quien disponía de autoridad, confianza y personal a cargo que le obedecían ordenes de él como de otros funcionarios.

Luego el 27 de abril mediante un allanamiento realizado en la casa de “Tito” Quiroga, ubicada en barrio Juan Manuel Salas, las autoridades competentes logran obtener pruebas referentes a la causa, además de carne y cueros de camélidos, armas de fuego, dos guanacos vivos y otros elementos que comprometían al acusado como cazador furtivo, quien también tendría causas anteriores por abigeato, y lo más aberrante que realizaba abortos clandestinos con las peores condiciones sanitarias para este tipo de prácticas ilegales.

Luego de pasar las horas, el referente gubernamental Quiroga se quiebra y declara ante el Fiscal Dr. Luis Jorge del Valle Barros Risatti que fue el autor material del crimen, pero asegurando que la joven murió durante la práctica abortiva, lo cual la justicia trata de determinar mediante el informe de los peritajes realizados.

Luego de la confesión, el Fiscal ordena el traslado del detenido a la Comisaría de Tinogasta en donde “Tito” Quiroga habría sufrido una descompensación de salud y fue alojado en el Hospital Zonal de esa ciudad para su tratamiento.

A todo esto, la familia de Elba Ibáñez realizaron diferentes marchas de silencio para pedir justicia por el brutal crimen que al parecer estaría esclarecido, pero en la actualidad, a dos meses de lo sucedido, familiares, vecinos y amigos de Elba Ibáñez estarían por realizar una nueva marcha para pedir celeridad en el tratamiento de la causa y que el autor del crimen “cumpla la condena en el lugar y como corresponde”, dijeron. Asimismo reiteraron el repudio hacia la persona de Lorenzo “Tito” Quiroga, a quien todavía lo siguen señalando como funcionario municipal, quien estaría gozando de privilegios por la investidura y “amigos” que tendría dentro del ámbito político –a pesar de auto incriminarse-, y exigen que sea trasladado al Servicio Penitenciario Provincial como cualquier otro criminal y cumpla la condena como corresponde sin favores políticos. Concluyeron.

Lorenzo «Tito» Quiroga (74), se declaró culpable por la muerte de Elva Ibáñez (35).