Y al final El Abaucán, tenía razón, volvemos a sostener que: difundimos noticias como son y no como “algunos” quieren que sea. (VER VIDEO).

Este multimedios fue al complejo termal, (grabamos un video) el último día de julio (31-07-19), nos encontramos con varios sectores que literalmente están abandonados por el municipio de Fiambalá, basura, poca higiene, pésimo estado del camino en la trepada final, luminarias quemadas, cabañas y búngalos fuera de servicio desde hace casi cuatro años, caños de cloacas rotos, mucho material que arrastró la creciente del pasado 4 de abril que aún permanece en las posadas, entre otras desidias.

Lo bueno y a la vez paradójico es que los turistas siguen concurriendo masivamente al complejo, donde el municipio logra una importante recaudación y paga migajas a quienes allí trabajan, $200 es el costo de la entrada más estacionamiento, y el 90% de los empleados que allí trabajan son becados que tienen una paga de $5.000 mensuales, la intendente Roxana Paulón solo les garantiza un lugar para pernotar, los becados deben cocinarse a diario afrontando con su propio peculio dichos gastos los días que dure “el turno”.

Según se conoció, durante el mes de julio el ingreso promedio diario fue de 380 turistas, lo que significa $76.000 diario y una cifra cercana a los $2.200.00 mensuales, 12 becados en turnos rotativos, son parte de un esquema que desde lo económico rosa lo inhumano, becados con sueldos de indigentes y a la par cifras millonarias que recauda el municipio, que nunca transparentó.