La protagonista fue una camioneta que terminó estrellada contra un árbol, y de ‘milagro’ no impactó a un motociclista que transitaba delante suyo y otro vehículo que iba en sentido contrario al momento de salirse del carril por el que circulaba.

Minutos antes de la medianoche de ayer, se produjo un espectacular accidente de circulación protagonizado por una camioneta marca Hyundai, color gris, que lo hacía en sentido norte a sur por Ruta Nacional N° 60 en cercanías del portal de ingreso a la ciudad, cuando por razones que se tratan de establecer, el conductor perdió el control del vehículo y cruzándose de carril salió de la banquina y se incrustó de frente con un árbol de importante dimensión.

El ocupante al mando del volante (de quién no obtuvimos sus datos), solo sufrió una herida cortante en la cabeza.

Según un testigo circunstancial, el conductor habría esquivado a un motociclista que venían por su mano y por la velocidad en que se conducía, perdió el dominio del rodado y salió de a ruta para terminar chocando el árbol, sino tal vez su destino era la senda peatonal que lo hace a solo 4 o 5 metros de donde terminó incrustado el vehículo destruido por completo su parte frontal.

Inmediatamente asistieron al lugar las unidades móviles de la Policía y Hospital Zonal, con sus efectivos y enfermeros, respectivamente; como así también de Bomberos, que por otra parte a unos kilómetros campo a dentro sobre las márgenes del Río Colorado se divisaba un foco de incendio al que asistieron a sofocar.

En la última imagen se observa el fuego que provenía a unos kilómetros cercanos al accidente. Según los datos proporcionados por una fuente a nuestro medio, personal de Bomberos Voluntarios del Cuartel local, se dirigían a un campo ubicado en el distrito de La Puntilla, a pocos metros del cauce del río Colorado.

Fuente: El Diaguita.com