Estuvo sumergido en un canal de riego por más de siete minutos. Vecinos atribuyen el milagro a la Virgen del Valle.

               Foto Gentileza: Marcelo Reyes

En terrible hecho sucedió en horas del mediodía de ayer en el barrio Rosario de la localidad de Palo Blanco, al norte de Fiambalá, cuando un niño de dos años de edad mientras jugaba a orillas de un canal de agua de riego bastante caudaloso que se utiliza para el cultivo, el pequeño cayó al conducto que lo arrastró hasta un sector del mismo que se denomina ‘sifón´ de unos dos metros de profundidad y de ahí succionado en un tipo de tubería, lo cual era muy difícil que por sus propios medios pueda salir.

Inmediatamente la madre del chiquito al enterarse de lo sucedido no dudó en arrojarse al agua e insertarse en el sifón desde donde pudo tomarlo de los pies y de esa manera sacarlo a la superficie, luego de unos siete minutos sumergido en ese lugar.

Vecinos alertados por lo sucedido rápidamente acudieron con vehículos para trasladar al menor hasta el mini hospital, mientras tanto su madre lo reanimaba.

Al llegar al puesto sanitario, fue atendido por la Dra. Bayón (médica de turno) y la enfermera Sandra Guaytima de Reales, quien gracia a su amplia experiencia junto a la facultativa, pudieron reanimar al niño y evitar una tragedia, según lo informó para Multimedios Abaucán, Bruno Sínchez, locutor de FM Frontera 100.5.

El menor fue trasladado de urgencia a la ciudad de Tinogasta para una atención de mayor complejidad en donde se recupera favorablemente.

Debido a que el canal de riego en donde sucedió todo lo narrado se encuentra cerca de la Iglesia de la Virgen del Valle -patrona de Palo Blanco- y adonde también se desarrolla la novena, pobladores, vecinos y familiares de pequeño aseguran que fue un verdadero milagro de la Virgen que el chiquito pudo sobrevivir y no tener que lamentar lo peor. Por ese motivo y conmocionados por la situación, en horas de la tarde de ayer fue masiva la concurrencia al templo para agradecer que el menor esté bien luego de haber pasado una situación bastante grave y sobrevivir después de haber estado sumergido por más de siete minutos.

La conmoción aún perdura en esa bella localidad que se caracteriza por la unión vecinal.