En el busto que la homenajea situado en Plaza Fray Mamerto Esquiú.

Ayer, se llevó a cabo el acto conmemorativo por el 68 aniversario de la muerte el 26 de julio de 1952 de la abanderada de los humildes Eva Duarte de Perón, realizado en el monumento situado en Plaza Fray Mamerto Esquiú ubicada en barrio Centro de esta ciudad de Fiambalá.

Al respecto, la Intendente de Fiambalá y Presidenta del Consejo Departamental del Peronismo de Tinogasta, Roxana Paulón, remarcó las virtudes y luchas de Eva Duarte de Perón en un nuevo aniversario del fallecimiento de la jefa espiritual de la Nación.
La palabra de la jefa comunal fue presidida por una militante del peronismo del barrio La Ramadita, Patricia Hernández, quien hizo un repaso de los datos históricos de la figura de Evita.
Luego la intendente Paulón fundó sus palabras en destacar «Evita fue una mujer muy atacada y denigrada por aquellos que nunca entendieron ni van a entender que ella se mimetizó con el dolor y el sufrimiento de los más necesitados. Ella luchó por los Niños, por las Mujeres, por los Ancianos. Evita es quien nos abrió este camino a nosotras las mujeres que ocupamos un lugar en la política. Si hoy el rol de la mujer en la política es tan difícil y cuesta tanto por un montón de motivos, es de imaginar cómo habrá sido para ella en aquella época», dijo para luego agregar, «Lo que no mata fortalece, y Evita es un claro ejemplo. Todos aquellos detractores, claudicaron ante todo el daño que quisieron hacerle. Hoy desde el bronce Evita es ejemplo de lucha de fortaleza, de convicción, de lealtad y ejemplo de Fe.
Siento orgullo compañeros, como mujer Argentina, como mujer política y como mujer Peronista de haber emplazado su busto en la obra más importante que hicimos en este gobierno peronista» exclamó en referencia a la Plaza Fray Mamerto Esquiú.
Paulón en su párrafo de cierre expresó, «hemos honrado a Evita en estos 4 años de gobierno, porque hemos gobernado para todos. Para aquellos que no comulgan con nuestro partido político, también les hemos traído las obras más grandes que dignifican a Fiambalá y las vamos a seguir haciendo, porque solo sabemos de trabajo, porque no bajamos los brazos. A los peronistas nos sobran las fortalezas y las ganas de luchar por los que más necesitan. Que nuestra gran Eva sea el ejemplo de lucha para nunca bajar los brazos, sobre todo cuando en el medio están los más necesitados», destacó.
El acto incluyó una ofrenda floral en el busto que perpetúa a Eva Duarte de Perón.