El cambio de turno se realizó con éxito.

El grupo de anti mineros que lleva adelante el bloqueo de las Rutas 47 (Capillitas) y 220 (El Globo) en Andalgalá, agredieron a pedradas a la policía, lesionaron a un camionero y produjeron daños en el vehículo que éste conducía cuando se había completado el cambio de turno de trabajadores de la empresa MARA.
Los anti mineros mantienen un corte en la zona impidiendo el normal tránsito y operación de la minera, por lo que, ante cada cambio de turno y el momento del retorno de los trabajadores a sus hogares, la policía debe acudir al lugar a garantizar, mediante negociaciones, que no haya incidentes entre mineros y piqueteros, y que se permita que más de 100 empleados de la minera retornen a sus hogares y otros 100 puedan asistir a sus trabajos.
Fue así cómo, luego de que los anti mineros permitieran que se realice el cambio de turno de personal y cuando un camión con combustible comenzó a supera el bloqueo, los piqueteros comenzaron a lanzar piedras contra el camión, el camionero y la policía que garantizaba la paz en el lugar, ya que los trabadores mineros podían reaccionar contra los que bloquean el regreso a sus hogares.
Así las cosas, el camión y los efectivos policiales, recibieron una lluvia de piedras que lesionó al camionero, destrozó el camión e impacto sobre los efectivos, afortunadamente sin consecuencias físicas para ellos.
La policía no reaccionó contra los anti mineros. Solo se registraron 4 disparos al aire con cartuchos de fogueo o salva, para disuadir a los agresores.
De acuerdo a testigos en el lugar, se pudo constatar la presencia de bombas molotov en el acampe que los piqueteros llevan adelante.
Cabe destacar que el combustible es un insumo vital para cualquier campamento minero, ya que sin él, los trabajadores no contarían con energía, calefacción ni movilidad en camionetas y ambulancias en caso de emergencia.

Fuente: Radio local de Andalgalá. 

Crédito: www.elesquiu.com