En la última sesión ordinaria, la cámara de Diputados por mayoría dio sanción a un proyecto que venía del Senado, declarando de utilidad pública y sujeta a expropiación de una superficie de 404 hectáreas en el distrito tinogasteño de Fiambalá, las cuales serán destinadas a la puesta en valor y jerarquización del Complejo Termal y Turístico que allí se emplaza. La iniciativa en cuestión tuvo dos modificaciones, consensuadas entre la mayoría de los bloques parlamentarios, entre las que se incorporó la realización de una audiencia pública no vinculante donde participen los vecinos y vecinas de Fiambalá. De esta forma, con su aprobación, se giró a la cámara alta para su revisión.

En el debate, Augusto Barros explicó que la iniciativa tiende a regularizar el dominio sobre el que se asienta el complejo termal,  mientras que Luis Lobo Vergara anticipó que se iba a sugerir incorporar a la iniciativa la realización de una audiencia pública en Fiambalá. Tras dos cuartos intermedios, el oficialismo y la oposición consensuaron los cambios a la iniciativa, lo que se reflejó en la votación: 35 por la afirmativa y un voto negativo de Hugo Ávila.

Fuente: www.elesquiu.com