Un grupo de jóvenes de Fiambalá y Palo Blanco coordinaron una acción solidaria importante que consistió en preparar un almuerzo que fue entregado a 150 personas aisladas, por ser positivos y contactos estrechos por COVID-19, en la comunidad de Palo Blanco, al norte de Fiambalá.

Para concretar acciones como estas, no sólo reunieron esfuerzos, sino también los elementos necesarios, para ello, los jóvenes recibieron ayudas de algunos comercios, como son Despensa «Manuelito» y Panificadora del Centro; amigos que sumaron su voluntad de colaborar y los aportes de la Municipalidad de Fiambalá a cargo de la Intendente Roxana Paulón.

Palo Blanco registra un número alto de contagios, más de 80 familias aisladas y una víctima del virus que también se extendió a otras localidades alejadas del norte Fiambalense.

Desde la Delegación Municipal, bajo directivas de la Intendente Paulón se continúa con la labor de brindar la asistencia a los vecinos, llevando lo necesario a los hogares de los diferentes barrios y monitorear permanentemente el estado de salud de todas esas personas que no atraviesan un buen momento.