La familia recibió una intimidación: “Vas a pagar por lo que hiciste”.

La familia de la chica quien fue el viernes de la semana pasada fuera presunta víctima de abuso sexual por al menos dos hombres, los cuales le habrían ofrecido llevarla a su casa al concluir una matinée por los festejos del Día del Estudiante, denunciaron ayer amenazas y atentado contra la menor de 13 años y su domicilio.
Mientras la Justicia aguarda el resultado de las pericias practicadas en las prendas de vestir de la jovencita y de los dos sujetos sindicados como sus abusadores, para determinar la existencia del hecho, personas desconocidas atacaron su casa y provocaron la ruptura del vidrio de una de las ventanas del inmueble.

Según relató una familiar directa de la jovencita, aproximadamente a las 0:30 horas, en circunstancias que descansaban en el domicilio junto a la familia, escuchó ruidos que provenían de la calle, tratándose de piedras de regulares dimensiones que impactan en la estructura del domicilio. Una de ellas impactó en el vidrio de una de las ventanas que dan a la calle y lo destruyó. Así mismo -recordó la denunciante-, escuchó una voz masculina diciendo “vas a pagar por lo que hiciste”, entendiendo que dicha amenaza era en razón a que había denunciado el presunto abuso sexual en contra de la menor, lo que originó la detención de algunos masculinos en averiguación del hecho, quienes posteriormente recuperaron la libertad pero igualmente continúan ligadas a la causa que es investigada por la fiscalía de la Quinta Circunscripción Judicial con asiento en Tinogasta.
En la denuncia, la mujer habría manifestado sentir temor por la integridad física y la vida de su familia, entre ellos la jovencita de 13 años en cuestión. Si bien indicó que no habría logrado reconocer a quiénes apedrearon su casa, como a quién los amenazó, presumen que podría tratarse de los acusados o de allegados directos a éstos.

EL HECHO
La semana pasada, la hermana de una adolescente de 13 años denunció la desaparición de la jovencita, a quien le habían dado permiso para concurrir a una matinée y no había regresado a la casa entrada la noche.
Con los datos aportados por la denunciante, la policía de Fiambalá recorrió la zona, en procura de ubicar a la chica, quien fue más tarde encontrada. Circulaba en un automóvil en compañía de cuatro sujetos, quienes le habrían ofrecido a llevar a su casa, pero en el camino se desviaron, presuntamente con la intención de abusar de la jovencita.