La medida es por dos semanas.

Luego de antagónicas especulaciones inversas a las disposiciones del Gobernador de la provincia en cerrar todos los lugares públicos en donde se aglomeren muchas personas; finalmente en la mañana de hoy algunas autoridades locales visitaron las Termas de Fiambalá para determinar el cierre de las mismas desde las cero horas de mañana martes 16 y hasta el día 31 del corriente mes por razones de seguridad en relación a la proliferación del dengue y del COVID-19, Coronavirus.

El cierre del complejo turístico por excelencia que tiene la “Capital de la Cordillera y del Turismo Aventura”, el cual recibe turismo todos los días del año en forma masiva, fue ampliamente requerido por gran parte de la población que se expresaron por las redes sociales en contrariedad a la negativa de las autoridades locales en cerrar temporalmente el lugar para preservar la salud de quienes visitan, los que trabajan en el lugar y la población que tiene contacto directo con turistas nacionales y extranjeros que visitan las tan reconocidas termas. Es por eso que ante la coacción de la mayoría de los habitantes Fiambalenses finalmente se decidió cerrar el completo termal.

Durante estos días que no se recibirá al turismo, desde el municipio realizarán tareas de refacción y mantenimiento del camino e instalaciones que eran tan necesarios.

Por otro lado, desde el área de turismo se acercó el protocolo de acción para algunos de los propietarios de alojamientos y hospedajes del distrito quienes deberán realizar en estos días -según medidas nacionales-, la cuarentena preventiva, de acuerdo a las situaciones que se les presente a cada uno.

Asimismo se instó a un grupo de referentes del sector turístico a reprogramar las reservas y utilizar estas dos semanas en realizar refacciones y mejoras para recibir a los turistas a partir del mes de abril. Además se informa que el Hospital Zonal de Fiambalá, con la colaboración de personal de Defensa Civil, Bomberos Voluntarios, Policía Provincial, y Gendarmería Nacional están llevando adelante operativos de seguridad y prevención en los distintos accesos a Fiambalá, debido a la emergencia sanitaria que atraviesa nuestro país y el mundo, en relación a las epidemias que son de público conocimiento.

Cada ingreso contaría con agentes sanitarios, quienes recabaran toda información referente a las personas que ingresan, obteniendo un banco de datos. También se realiza control de temperatura, y en el caso de extranjeros averiguación de su desempeño en los últimos 15 días, solicitándoles datos específicos de su estadía, control de síntomas, y derivación al hospital en caso de ser necesario.