Entre cantos, bailes y danzas homenajearon a nuestra madre tierra para mantener viva la cultura de los pueblos.

El 1 de agosto es un día muy especial para Latinoamérica ya que se festeja el Día de la Pachamama, su celebración es muy particular con diferentes rituales que buscan agradecer la «protección y providencia». Este concepto proviene de la lengua quechua: Pacha: «mundo» o «Tierra», y mama: «madre».

La jornada se caracteriza por una toma particular de conciencia sobre lo que la tierra puede producir (más allá de los alimentos) y los motivos necesarios para respetarla y cuidarla, por sobre todas las cosas.

Dentro del territorio argentino, el Norte es donde más festejos se replican. Colores, banderas y ofrendas son los infaltables de la fecha para que todo salga a la perfección.

Además, es importante recordar que existen varios rituales para llevar a cabo y son aptos para todo aquel que quiera alabar a la Madre Tierra.

En Fiambalá y en algunas poblaciones del norte aún se mantiene intacta la cultura de homenajear a la madre tierra, para lo cual y de acuerdo a la idiosincrasia de comunidad, los distintos establecimientos escolares en conjunto con los padres, de manera destacada, reviven esas tradiciones que están muy ligados a la cultura propia de cada pueblo. En esta oportunidad las Escuela N° 56 y Escuela Secundaria Rural N° 25 de Punta del Agua; Escuela N° 66 de Palo Blanco y la Escuela N° 224 de Fiambalá (entre otras), quisieron compartir con Multimedios Abaucán las imágenes de las celebraciones que tiene un alto significado para los habitantes y que de esta manera se inculca y se mantiene viva la cultura a jóvenes y niños.

Qué significa la Pachamama para los pueblos andinos?

– La Pachamama es una ceremonia, un ritual, una fiesta, una celebración que debe tener dos mil o tres mil años, desde que los pueblos originarios son agricultores. Obviamente que fue cambiando a lo largo del tiempo. La Pachamama se inserta dentro del ciclo agro pastoril a lo largo del año, que en el mundo andino se divide solamente en la época seca y en la época húmeda. En la época seca se celebra la Pachamama, agradecemos lo cosechado en el período anterior del verano, y ofrendamos comidas, sahumamos, tomamos yerbeado, chichas culpada, api y la tistincha que es toda comida hervida hecha con mote de haba, mote de maíz, tamales.

«La Pachamama tiene un significado profundo porque es el inicio del barbecho. En esta época del invierno limpiamos los canales, podamos las plantas, y el barbecho es la tarea de dar vuelta la tierra para que mueran los gusanos que están abajo en medio de las piedras, en medio de la tierra. Y nos preparamos para trabajarla».

El otro momento más importante del mundo andino, porque la Pachamama no está aislada, está inserta en la época de la abundancia, lo que hoy se ha visibilizado como el qhapaq raymi, la época de la abundancia. Entonces, a la Pachamama la transitamos todo el tiempo, nada más que el ciclo se inicia con el ritual de darle de comer a la Pachamama. Le decimos dar de comer porque la Pachamama es un ser vivo en la visión de los pueblos andinos, no es algo ajeno a nosotros, no es la ecología, no es el medioambiente. Hay una forma de pensar en lo andino que es la crianza recíproca: yo crío mis animales, me crío junto a ellos, junto a un montón de vicisitudes, aventuras y desventuras que tengo en ese tiempo mientras voy criando los animales, mientras voy sembrando; cuando cosecho, cuando comparto esa comida, cuando guardo maíz para la Pachamama del año siguiente, entonces hay una convivencia continúa con el territorio.

 

– ¿Qué simboliza la ceremonia ancestral de la Pachamama? ¿Cómo se preparan para el 1ro. de agosto?

– La Pachamama viene a simbolizar el espacio y el tiempo, la Pacha, y la Mama, la naturaleza. Nosotros estamos conjugados en ese transitar del espacio, el tiempo y la naturaleza. Ahí están los cuatro elementos importantes para la vida, el aire, el fuego, la tierra y combinados todos ellos hacia nuestra vida. La ceremonia es ofrendarle, agradecerle al universo, a la tierra eso que hemos producido. Hoy, obviamente, sufrió transformaciones pero es un agradecimiento.