Los reclamos deben hacerlo a capital vía telefónica a números que nunca atienden.

Cada vez se hacen más fuertes los reclamos de vecinos y servidores turísticos de Fiambalá por el mal servicio de EcSapem, en pleno invierno con temperaturas muy frías y especialmente cuando comienza la noche, la caída de tensión es muy significativa, se registran 180 voltios. en las líneas lejos de los 220 voltios reglamentarios, esta situación afecta a toda la población y por sobre todo a los que tienen alojamientos, comedores y bares que no pueden garantizar la funcionalidad de los artefactos eléctricos como los aires acondicionados, anafes, termotanques, entre otros, “La caída de tensión en el servicio de energía eléctrica que nos brinda Sapem es preocupante y dañina, los aires para calefaccionar no funcionan y si lo hacen no cumplen con la función de arrojar aire caliente, los termotanques no tienes un rápido recupero del agua caliente, los anafes sin la suficiente potencia a la hora de su uso, ni hablar de la falta de rendimiento de una estufa halógena o microonda,  esto afecta directamente al turismo, si la empresa nos brinda un mal servicio, nosotros hacemos lo propio con los turistas, quienes nos terminan haciendo un fuerte y justo reclamo, que no está a nuestro alcance solucionarlo” señaló un prestador turístico hotelero.

Los continuos cortes sorpresivos de energía eléctrica, es otro inconveniente de nunca acabar y para hacer los reclamos hay que realizar, obligatoriamente, un llamado telefónico a la ciudad capital, que no siempre son atendidos.

También señalaron que no llega al 10% el beneficio que el gobierno había anunciado de no cobrar las tarifas de luz de los meses de junio-julio 2021, a los que brindan el servicio de alojamiento.