El diputado provincial, se expresó en sus redes sobre la problemática de la salud en el interior de la provincia, debido a las declaraciones de la deportista “Capricho Romero”, tras perder a su madre.

«Lo que le sucedió a la familia de «Capricho» Romero es algo que lamentablemente va a seguir pasando. El sistema de salud en el interior es absolutamente deficiente y derivacionista, por la falta de inversión en tecnología y personal profesional especializado. La prioridad del gobierno es la obra pública, que está cartelizada y facturada tres veces más de lo que realmente cuesta.
En el presupuesto de este año se destinan 37.000 millones de pesos para obras, pero nada para equipar a los hospitales de Recreo, Belén, Andalgalá, Santa María, Tinogasta, Los Altos o Antofagasta con terapias intensivas, mamógrafos, ecógrafos, sistemas de oxígeno central, diálisis, etc. A la corporación económica que maneja la salud privada no le conviene un buen sistema de salud pública».

 

Crédito: www.sanfernandodigital.com.ar