Acumulación de denuncias.

Autoridades del Ministerio de Seguridad y de la Policía hablaron con las tres víctimas denunciantes.

Un suboficial de la Comisaría de Fiambalá, departamento Tinogasta, fue sumariado recientemente tras recibir la tercera denuncia penal por presuntos hechos de violencia, en poco más de un mes.

Ante la gravedad de los hechos que se le endilgan, viajaron a esa localidad autoridades del Ministerio de Seguridad y de la Policía de la Provincia, quienes entrevistaron a los denunciantes.

La última denuncia fue radicada el lunes en la Fiscalía de Tinogasta y ante Asuntos Internos, que depende del Ministerio de Seguridad, por un hombre en representación de su hijo menor de edad, a quien habría amenazado el policía en cuestión.

En diálogo con El Ancasti, el progenitor, cuya identidad se mantiene en reserva, informó que fue entrevistado por personal de las áreas del Gobierno y coincidió con los dichos de los demás denunciantes, quienes también fueron recibidos por los funcionarios, ante quienes ratificaron sus denuncias. Los damnificados apuntaron al suboficial Rodolfo González, quien esta semana fue sumariado, mientras paralelamente avanza la investigación penal por parte de la Justicia.

El Comisario Mayor Miguel Mamaní, jefe de la Unidad Regional N°5, confirmó el inicio de la investigación administrativa interna.

La primera denuncia contra González fue radicada el Día del Padre por un hombre, quien aseguró haber recibido graves apremios junto a otros dos adultos y un adolescente durante una fiesta. Los efectivos concurrieron al lugar porque supuestamente los denunciantes tenían cautiva a una mujer, quien a su vez denunció a sus captores. Los tres estuvieron detenidos y terminaron imputados por «violencia de género», » amenazas» y «resistencia a la autoridad». La segunda denuncia fue de una joven, el 30 de junio, quien sufrió pérdida de un diente al recibir una patada en el rostro, presuntamente por parte de González.

Fuente: www.elancasti.com.ar