Política de Género.

Esta mañana, el intendente de Tinogasta, Dr. Sebastián Nóblega participó del acto por el cuarto aniversario de la Casa de la Mujer “Qariyay”, que funciona en barrio La Paz.

Estuvieron presentes, el viceintendente Daniello Cerezo, la Secretaría de Desarrollo y Hábitat Social, Lic. Viviana Cortéz; la Directora de Qariyay, Maria Victoria Saab; el Presidente Provisional del Consejo Deliberante, Pedro Chaile; Concejales: María Argentina Chaile, Sebastián Moreno, Florencia Casimiro y Daniel Arias; el Secretario de Servicios Públicos Alejandro Miranda; la Directora de Políticas Inclusivas Gabriela Siarez; Asesora Legal del municipio, María Eugenia Tale de Saab e invitados especiales.

La institución que lleva su nombre quechua “Qariyay”, que significa hacerse fuerte fue inaugurada el 27 de junio de 2018 y se constituyó en la primera casa de protección integral del interior provincial; con el objetivo de dar respuesta a una demanda  social de contar con un espacio de contención, asistencia, orientación y en casos muy extremos de alojamiento, a víctimas de violencia de género.

En la Casa de la Mujer se trabaja en diversos proyectos, entre ellos, el programa nacional Acompañar siendo una de las primeras unidades de de contención a las víctimas de violencia de género, y en sus registros más de 60 mujeres fueron incorporadas a los programas de protección y asistencia desde una mirada psicológica y social de la problemática.

La casa Qariyay está integrada por una directora, un equipo interdisciplinario conformado por: 1 abogada, 1 psicólogo, 2 trabajadoras sociales, administrativas, cuidadoras y personal de  servicios.  Cabe destacar que en la misma institución funciona el servicio de protección de derechos de niños/as y adolescentes.

Por esta razón, el intendente Sebastián Nóblega, hizo entrega a la directora de Qariyay, del  decreto de reasignación del nombre de la “Casa de la Mujer, Niñez, Género y Diversidad”.

 

«Un espejo donde mirarnos»

En este sentido,  la Lic. Viviana Cortez, destacó el trabajo inter institucional y la red de contención para que la casa funcione. “Este es un trabajo silencioso, donde se resguarda la identidad de las personas, hay un equipo de gente que trabaja. Esta es una problemática social, que nos invita a mirarnos, interrogarnos, porque existe la violencia. Tenemos muchas legislaciones, esta casa fue la primera en todo el interior provincial, pero no nos enorgullece sino que nos refleja como un espejo que son necesarias las políticas públicas para abordar la violencia de género”.

Cortez, resaltó la Ley Micaela, que obliga al Estado  a través de la Ley 27.499, a implementar procesos de formación integral, herramientas que permitan identificar las desigualdades de género y elaborar estrategias para su erradicación.

“En Tinogasta la capacitación, para los tres poderes se la hizo en plena pandemia, y se hizo de manera virtual, para avanzar desde el Municipio en las políticas de género. Queremos una sociedad que se relaciones de manera sana, que se comprometa a una construcción colectiva para que las víctimas no sean vulneradas. Que produzca cambios culturales desde el ejemplo vivo de cada uno de los integrantes de nuestra sociedad, que dejen de existir relaciones de poder asimétricas, los femicidios son “la punta del iceberg”, pero que detrás existen cadenas visibles e invisibles de violencia que se manifiesta en muchas formas”.

Cortéz, hizo énfasis en la necesidad de seguir construyendo valores como el respeto, la solidaridad, la tolerancia y también derechos humanos fundamentales, que contemplen las tareas que las mujeres realizan de manera equitativa con la remuneración que reciben.

“Todos los días nos comprometemos a romper el techo de cristal, y derribar las barreras materiales y simbólicas que limitan el crecimiento de las mujeres, hoy el 30% del gabinete que acompaña al intendente son mujeres, y este dato no es menor”.

La funcionaria apeló al compromiso de los legisladores a que aborden el proyecto de Ley que establece que el Gobierno de la Provincia debe otorgar una vivienda a las mujeres e hijos víctimas de violencia.

A su vez, María Victoria Saab, agradeció al intendente por priorizar y poner en la agenda pública esta problemática que se aborda de manera integral. “Quiero agradecer el trabajo articulado con la Secretaria de Mujer, Género y Diversidad a cargo de Ivana Ibañez; y la secretaria de la Familia, Soledad Sandoval.

La directora de la institución, destacó el trabajo de todo el equipo e instituciones, “El estado debe establecer políticas de protección y amparo ante esta problemática y contribuir a mejorar la calidad de vida de las víctimas”, sostuvo.

Es importante señalar que a partir del nuevo decreto de reasignación del nombre de la Casa de la Mujer,  María Victoria Saab, está a cargo del Servicio Local de Niños, Niñas y Adolescentes, que conformarán la Casa Qariyay.

Prensa y Comunicación – Municipalidad de Tinogasta.

 


PUBLICIDAD