Durante varios meses el Ministerio de Educación atendió las necesidades del edificio escolar al que concurren centenares de jóvenes alumnos que en el presente ciclo lectivo sólo recibieron educación remota o virtual.

La empresa contratada para este fin, realizó la totalidad del sellado de los techos, pintura, trabajos de electricidad, arreglos de sanitarios, pisos y tareas de carpintería, entre otros. Además de las aulas y vestuario, se dejó acondicionada la cocina y biblioteca.

La Directora de dicha institución, Prof. María Acevedo, ya programó el regreso a las aulas del alumnado para el próximo 8 de agosto, junto a todo el equipo administrativo, docentes y personal de maestranza, con modalidad presencial, si así lo acredita la realidad epidemiológica en la localidad.

De acuerdo a lo explicado por la docente, dijo que se buscó las mejoras más acertadas para un edificio que tenía varias irregularidades, especialmente en el sector de baños y techos.

La inseguridad también fue un tema preocupante para las autoridades de la escuela, ya que en alguna ocasión se produjeron robos de elementos de seguridad, alarmas y cámaras.

La primera Escuela Secundaria de Fiambalá se apresta a iniciar una nueva etapa con imagen renovada, y con la ilusión del pronto reencuentro.