La imagen de la Virgen de Fátima llegó para visitar todas las comunidades que conforman la comunidad parroquial de Fiambalá, para que sus fieles puedan recibir su bendición.

Decenas de vecinos con mucha muestra de fe y emoción recibieron a la imagen durante todo el día con un itinerario programado para la ocasión, y en horas de la tarde realizaron una procesión desde el barrio La Ramadita hasta el Santuario ubicado frente plaza principal, que justamente lleva el nombre de Virgen de Fátima en dónde se realizó la Santa Misa precedida por el Párroco, Presbítero Martín Melo.

Serán seis días de permanencia de la Santa imagen que los feligreses esperan con fe. Ya que desde su arribo se programaron celebraciones en todas las capillas, rezos y profundas demostraciones de la devoción del pueblo hacia la Madre del Cielo.

La Virgen de Fátima de Portugal recorre este año las parroquias catamarqueñas, pero en esta ciudad su presencia será más extensa dado que es la patrona de la Parroquia de Fiambalá que abarca a todos los pueblos de la zona norte del distrito, logrando llegar durante la semana a los pueblos más lejanos de Río Grande y Las Papas, y también a los de la zona denominada “La Herradura”, compuesto por Punta del Agua, Chuquisaca, la Ciénaga, La Mesada y Antinaco, de igual manera en Tatón, Palo Blanco, Medanitos y Saujíl.

Todos serán testigos de un hecho histórico que en el mes de la Navidad, dejará un mensaje de paz y unión a una comunidad que abrió su corazón a la consagración espiritual de la Madre de Dios.

Fotos Gentileza: Capilla de San Pedro – Fiambalá.