En Fiambalá existen otros casos de violencia contra las mujeres que los expedientes, al parecer “duermen encajonados”.

En ámbitos de la Cámara Penal N° 3, para mañana miércoles 22 de septiembre está previsto de inicio el debate contra Lorenzo Antonio “Tito” Quiroga, quien está acusado del femicidio de Elba Ibáñez, la mujer que fue encontrada sin vida en una acequia, con signos de haber sufrido una muerte violenta en esta ciudad de Fiambalá.

Por el hecho, la Justicia imputó al sujeto, ya que habría sido la última persona que la vio, debido a que ella le habría solicitado que le practicara un aborto, de acuerdo a lo que Quiroga declaró.

Vale resaltar que “Tito” Quiroga llegará a la audiencia de debate en libertad, puesto que el juez de Control de Garantías ordenó el cese de prisión preventiva al haberse vencido todos los plazos estipulados por la ley para la prisión preventiva del acusado, lo que motivó un desacuerdo y disgusto por la familia de Elba Ibáñez y gran parte de la sociedad Fiambalense.

El cuerpo de la joven madre Elba Agustina Ibáñez (35) había aparecido en la mañana del 28 de marzo de 2019, en una acequia que se encuentra adyacente a la Av. Copiapó que forma parte de la Ruta Nacional Nº 60 que conduce al Paso Internacional San Francisco, en el barrio Barrialitos de esta ciudad de Fiambalá. Por su crimen, el ex funcionario municipal Lorenzo Antonio “Tito” Quiroga fue imputado por el delito de “homicidio simple”.

Según se precisó, Elba cursaba un embarazo de dos meses. El 27 de marzo de 2019, a media mañana, la mujer se habría contactado con el acusado para que le practicara un aborto. “Tito” Quiroga habría aceptado realizar el procedimiento.

Pasada la medianoche del 28 de marzo, una de las habitaciones de la casa de Quiroga estaba preparada para iniciar con la práctica acordada. Sin embargo, el acusado habría comenzado a golpear a Elba en la cabeza, con un elemento contundente. Los golpes le habrían causado la pérdida de conocimiento. Luego, Quiroga la habría ahorcado hasta darle muerte.

Finalmente, habría descartado el cuerpo arrojándolo a una acequia contigua a la Ruta Nacional Nº 60.

El cuerpo de la mujer fue encontrado por un turista que circulaba por la zona, quien observó el cadáver, por lo que de inmediato avisó a un grupo de personas que se encontraban en un CIL cercano, quienes a su vez informaron a la Policía y se acercaron hasta el lugar sorprendidos y conmocionados por la noticia.

En octubre del año pasado, el fiscal de la Quinta Circunscripción Judicial, Luis Jorge Barros Risatti dio por finalizada la investigación y elevó la causa a juicio. De acuerdo con la instrucción de la causa, el Ministerio Público Fiscal reunió los elementos probatorios necesarios. En junio, dado el vencimiento de plazos procesales, Quiroga recuperó la libertad.

Tanto la familia de Elba Ibáñez como casi la totalidad de la población Fiambalense espera que se haga justicia, y que el o los culpables reciban una pena ejemplificadora como muestra de protección hacia el género femenino.

OTRAS CAUSAS ENCAJONADAS

Varios son los hechos ocurridos de violencia contra las mujeres en Fiambalá y su distrito, entre ellos los más resaltantes se encuentra el femicidio de Keyla Luján Reinoso (13), por el cual el culpable Manolo Hernández se encuentra cumpliendo condena en el servicio Penitenciario de Huillapima. Único caso con condena, mientras que después de tres años recién se llevará a juicio el femicidio de la joven madre Elba Ibáñez.

Otro de los casos que tomó una fuerte notoriedad y que aun el expediente duerme encajonado -aparentemente adredemente-, es el de la joven madre, docente y locutora que habría sido abusada y acosada por el propietario de una emisora radial de Fiambalá identificado como Víctor Arturo “El Mosquito” Rodríguez, quien fue funcionario del municipio local y que posteriormente fue “echado” de la comuna a raíz de la causa deshonesta por la que se le imputa los cargos de Abuso sexual simple y acoso laboral. La victima todavía espera el accionar de la justicia, lo cual se sospecha que al parecer estarían dilatando los tiempos para favorecer al imputado y transgrediendo los derechos de protección de las mujeres.