Un joven profesional muy reconocido por la comunidad perdió la vida a consecuencia de la pandemia.

En la localidad de Medanitos, distante a 22 Km al norte de Fiambalá, el pasado sábado los habitantes de esa población vivieron un triste momento al enterarse de la primera víctima por COVID-19 que terminó con la vida de un joven profesional Einar Danilo Ochoa (39), quien ejercía su carrera de Contador Público dentro del Ministerio de Cultura y Turismo de la Provincia de Catamarca.

En horas de la noche de ese mismo día, arribaron con los restos mortales del occiso hacia Medanitos –su pueblo natal- para su cristina sepultura a cargo de personal de Bomberos Voluntarios de Fiambalá y personal municipal, lo cual fue presenciado por familiares respetando los protocolos y distancias prudenciales correspondientes.

En el lugar se vivieron momentos de mucha angustia y tristeza al saber que el coronavirus terminó con la vida de un joven muy querido y reconocido por llevar una conducta de vida sana, sin vicios, dedicado a su profesión y destacado por su carisma, humildad, sencillez, solidaridad y buena gente, como muchos lo califican.

Dentro de los momentos de enorme tristeza que se observaba en todos los presentes cuando miraban sin consuelo la sepultura a la distancia, se vivió un momento muy particular y digno de resaltar, en donde los familiares y demás personas allí presentes, brindaron un gran aplauso de reconocimiento a los Bomberos Voluntarios de Fiambalá y personal municipal, por la entrega a su labor, vocación de servicio, dedicación y el gran trabajo prestado, lo cual fue respondido de la misma forma por parte de los uniformados. Asimismo despidieron al Joven Ochoa con aplausos, lágrimas y muestras de desconsuelo.

Desde el Ministerio de Cultura y Turismo de la Provincia de Catamarca, en su página oficial de Facebook homenajearon a Einar Danilo Ochoa, como también lo hizo el Club Huracán de la localidad de Medanitos entre otras múltiples muestras de dolor y congoja que circularon por las distintas redes sociales.