Esperan solución de las autoridades provinciales.

Vecinos de la localidad de Medanitos, distante a 22 Km al norte de Fiambalá,  plantean que desde hace meses el agua potable es sectorizada, es insuficiente, y se ven obligados a juntar en recipientes en las pocas horas que se habilita el servicio, que además por momentos «sale de color marrón y con mucho sedimento y mal aspecto», dijeron a Multimedios Abaucán.

De acuerdo a los datos brindado por vecinos a nuestra redacción, los barrios más afectados son: Pueblo Nuevo, 25 viviendas, Los Ochoa, Las Lomas, Tierrita Blanca y Los Aibar, aunque la falta del servicio también afectaría a otros sectores de la población en donde también se encuentran instituciones educativas, sanitarias, entre otras.

Los vecinos comentaron que esta problemática lleva más de nueve meses y se complica más ahora frente a las altas temperaturas. Por lo que se hace sentir con mayor intensidad. Ante ello, se estarían convocando por las diferentes redes sociales con el fin de hacer conocer mediante algún modo de reclamo, este problema que lo remarcan como “desesperante”.

La misma situación padecen en la localidad de Chuquisaca (al norte de Palo Blanco), en donde el faltante de agua potable se debe a un problema en una válvula, la cual estaría fuera de servicio debido a un hecho vandálico por desconocidos.

“Personal de Hidráulica trataron de solucionar cortando el caño y poniendo un tapón de madera hasta que se consiga la solución de la llave, se estima que será para esta semana lo estarían arreglando», comentaron los vecinos a Multimedios Abaucán.

En ambas localidades esperan una pronta solución por parte de las áreas provinciales correspondientes, dado que mensualmente pagan un servicio que por el momento no lo tienen.