Los profesionales de salud trabajan en el hospital local.

En horas tempranas de este viernes, en el portal de ingreso a Fiambalá  sucedió un hecho atípico en el país que seguramente abrirá un debate entre las distintas instituciones y la población, ya que se le prohibió el ingreso a un médico y una bioquímica que cumplen funciones diarias en el Hospital Dr. Luis Agote de esta ciudad.

El hecho ocurrió a horas 07:55, cuando el Dr. Osmar Pollo y la Bioquímica María Úsqueda, arribaron al control de ingreso de Fiambalá –como todos los días- y personal de la Comisaría de Fiambalá les informa que no podían pasar el control porque debían esperar el arribo de personal de Gendarmería Nacional. Luego a 08:10 arribó personal de la fuerza de seguridad nacional y a su vez ellos les indican a los médicos que mientras no esté presente el personal de Sanidad Municipal para realizarles los controles pertinentes a la prevención del COVID-19, tampoco podían pasar.

Ante la espera, los profesionales de la salud se comunicaron con el nosocomio local para que la ambulancia local acerque a la bioquímica María Úsqueda, que debía hacer varios análisis por el avance del Dengue en esta localidad, pero al llegar dicho vehículo al control tampoco lo dejaron pasar por no contar con una enfermera a bordo.

A todo eso, los facultativos esperaron como una hora, aproximadamente, pero al no llegar el personal de sanidad municipal que en teoría debieran estar cumpliendo el horario estipulado, como las demás instituciones en el control de ingreso, ambos médicos decidieron regresar a Tinogasta –su lugar de origen-, sin poder atender a la población en consultorio médico y análisis, especialmente en circunstancias en la que la salud se encuentra en alerta mundial.

Luego de que la noticia se diera a conocer por Radio San Francisco, no tardaron los comentarios y cuestionamientos por las redes sociales, por parte de la población, en donde el principal interrogante es si se cumple con el libre tránsito de los profesionales de la salud estipulado en el DNU 260/2020 – DECNU-2020-260-APN-PTE – Coronavirus (COVID-19), y el Decreto N° 297/2020 – DECNU-2020-297-APN-PTE “AISLAMIENTO SOCIAL PREVENTIVO Y OBLIGATORIO, Articulo 6°, Inciso 1; teniendo en cuenta que son personal esencial en la emergencia que deben asistir a otras personas, entre ellos discapacitados como lo indica el Inciso 6 del mismo artículo en mención.

Cabe recordar que el Dr. Osmar Pollo hace 17 años que trabaja en Fiambalá y recorre todos los días 100 km para poder brindar su servicio como médico, quien a su vez es muy apreciado por la gran mayoría de la población.

 

Decreto N° 297/2020 – DECNU-2020-297-APN-PTE “AISLAMIENTO SOCIAL PREVENTIVO Y OBLIGATORIO:

ARTÍCULO 6º.- Quedan exceptuadas del cumplimiento del “aislamiento social, preventivo y obligatorio” y de la prohibición de circular, las personas afectadas a las actividades y servicios declarados esenciales en la emergencia, según se detalla a continuación, y sus desplazamientos deberán limitarse al estricto cumplimiento de esas actividades y servicios:

  1. Personal de Salud, Fuerzas de seguridad, Fuerzas Armadas, actividad migratoria, servicio meteorológico nacional, bomberos y control de tráfico aéreo.