Las comunicaciones y servicios de internet opacan el desarrollo en la región.

A pocos meses de iniciar el trabajo en  la cordillera Catamarqueña con la extracción de litio en el proyecto Tres Quebradas y junto a ello el arribo de la empresa Liex – Zijin y demás corporaciones que se relacionan con ese trabajo; el fuerte impacto en la contratación de mano de obra local y la imponente afluencia turística diaria, generó que desde el sector privado se comience a invertir de forma acelerada en distintos servicios que son esenciales y necesarios para poder abastecer la alta demanda de ventas en todo tipo de rubro, entre ellos alquileres de departamentos y casas, gastronomía, y otros tantos, deja como resultado un crecimiento muy notorio en la región en estos últimos meses convirtiéndolo a Fiambalá un lugar muy atractivo para todo tipo de inversiones de pequeñas, medianas y grandes empresas por el alto movimiento económico que la minería y el turismo genera.

Como parte de ese crecimiento se pueden observar innumerables construcciones y ampliaciones de todo tipo, es por ello que uno de los corralones de mayor venta en todo el oeste catamarqueño como es Corralón ´La Morenita´, sus propietarios decidieron ampliar la infraestructura próxima a inaugurarse para así poder cumplir con la alta demanda de materiales que, a pesar de la fuerte crisis nacional, en Fiambalá la construcción crece de manera agigantada.

La misma situación ocurre en rubro hotelería y gastronomía, en donde las transformaciones son notorias y con grandes expectativas de inversionistas que están por arribar a esta ciudad con visión futurista.

Como punto negativo que aún persiste, es el pésimo sistema de comunicaciones en telefonía celular, el cual tiene normes deficiencias en la cobertura, sistema de internet por 4G y localidades del interior del distrito que aun cuentan con señal analógica o GSM, postergando a sus habitantes a nivel tecnológico.

Tanto como las empresas que llegan, sus trabajadores y el turismo en general, requieren de un buen sistema de internet, a precios accesibles y acordes al servicio, pero hasta el momento es una de las grandes falencias que tiene Fiambalá y su distrito en general. Sigue siendo un tema pendiente y urgente en las agendas de aquellas autoridades que tienen a cargo esa área de comunicaciones.