Los abogados Sebastián Ibáñez y Bruno Jerez se presentaron ayer como querellantes en representación de la familia de Elba Ibáñez, quien fuera víctima de un femicidio en Fiambalá en 2019.

De acuerdo a lo informado por Ibáñez a El Esquiú.com, “la familia nos contactó la semana pasada muy preocupada porque no hay avances en la causa. El querellante es el hijo mayor de la víctima, Nahuel Ibáñez.

”El lunes estaríamos en Tinogasta para reunirnos con el fiscal Barros”, precisó, agregando que ya fue recibida la presentación formal por parte de la Fiscalía de Quinta Circunscripción Judicial con asiento en Tinogasta a estos efectos.

“La causa está estancada. El único imputado, de apellido Quiroga, está acusado de homicidio simple, sin ningún agravante”, añadió, indicando que en la reunión que mantendrán con el investigador de la misma se abordará ese punto, entre otros.
Cabe recordar que el cuerpo sin vida de Elba fue encontrado en Fiambalá el 28 de marzo de 2019 en una acequia de riego a la vera de la ruta nacional N° 60, que conduce al Paso Internacional San Francisco por  un turista que circulaba por la zona.

En la investigación que se realizó sobre el caso, diferentes pericias apuntaron a Lorenzo Antonio “Tito” Quiroga (75), quien en ese momento se desempeñaba en la Municipalidad de Fiambalá como funcionario del área de Desarrollo Social, en el mismo sector que trabajaba la mujer asesinada, con un rango superior a ella.
A las pocas horas de sestar arrestado, “Tito” Quiroga se inculpó como el autor material del hecho, pero dio detalles confusos sobre el deceso. Luego se descubrió que Elba cursaba un embarazo de un mes y medio.

Fuente: www.elesquiu.com