La mujer que vive que más de 4.000 metros de altura, Doña Lorenza Mamaní se encuentra en un muy delicado estado de salud, y en las próximas horas parte una comitiva desde Río Grande para asistirla. 

La dura travesía por la Cordillera de San Buenaventura significa 7 u 8 horas a lomo de mula hasta el puesto donde vive en soledad la conocida como «la última Diaguita” junto a su majada de cabras y llamas.

Ayer, un amigo de la cordillera pasó el lugar y la encontró postrada, con su presión arterial muy elevada y casi desvanecida. Inmediatamente le dispensó los primeros auxilios y “bajó” hasta Río Grande a 76 Km al Norte de Fiambalá para dar aviso.

La comunidad de Fiambalá pide oraciones y súplicas por Doña Lorenza que fue conocida en todo el país hace unos años cuando un canal de TV nacional contó su historia y la bautizó «La Lorenza Sola».

Fuente: www.elesquiu.com