Ante la caótica situación del deplorable sistema sanitario en todo el norte del Departamento Tinogasta, los habitantes de Palo Blanco –distrito Fiambalá-, cansados de la situación, decidieron escribirle una carta al gobernador, la cual fue firmada masivamente por los pobladores.


 

Palo Blanco, Junio de 2021

 

AL GOBERNADOR DE LA PCIA. DE CATAMARCA

LIC. RAÚL A. JALIL

SU DESPACHO

                                                                                                      Los que suscriben la presente, habitantes de la Localidad de Palo Blanco, Dpto. Tinogasta se dirigen a Ud. a efectos de elevar nuestra petición que reviste carácter de urgente Asistencia con los recursos necesarios para el tratamiento de las personas con COVID-19.

Antes, corresponde hacer mención a que esta solicitud se realiza ante la ausencia de asistencia del Estado provincial, áreas de salud, o instituciones municipales que deben velar por que se nos dé un trato humanizado, accesible y asequible, en condiciones de igualdad, respecto de las aplicaciones fundamentales para garantizar el derecho a la salud de todos los habitantes en el contexto de pandemia. Por lo que solicitamos:

  • La entrega de una AMBULANCIA 0 KM, equipada para el traslado de pacientes en situaciones de urgencia médica hacia otros centros de salud. Esta petición le fue solicitada el 18 de diciembre de 2020 en su visita a nuestra Localidad, instancia en que dio su palabra de otorgar tal medio de traslado.
  • PROVISIÓN DE TEST RÁPIDOS para detectar si una persona ha sido infectada o no.
  • La COBERTURA DE LOS CARGOS DE ENFERMERÍA vacantes por acogimiento al beneficio de la jubilación.
  • COBERTURA DEL CARGO DE CHOFER vacante desde el año 2019.
  • La DESIGNACIÓN DE UN PROFESIONAL MÉDICO para la Zona de la Herradura. (revisión del Cargo de medico itinerante)
  • La PROVISIÓN DE OXÍGENO para la atención primaria y la medicación relacionada y necesaria para el tratamiento de pacientes con Covid.
  • PROVISIÓN DE KITS DE BIOSEGURIDAD para el Personal de Salud y de Servicios generales y los insumos de cuidados paliativos.
  • ACONDICIONAMIENTO DE ESPACIOS ADECUADOS PARA LA HOSPITALIZACIÓN y atención de primeros auxilios a las personas con Covid.
  • REDEFINICIÓN DE JERARQUÍA DEL CENTRO DE SALUD ya que años atrás se lo identificaba como Hospital Seccional Palo Blanco, hoy un Centro de Atención Primaria. Y definición del Área programática de dependencia por la aparente ausencia de la profesional responsable.

Estas son las necesidades esenciales que tenemos y por su inexistencia ya contamos en menos de un mes con 4 personas fallecidas. La ausencia de recursos para la cobertura de la salud, derecho que constitucionalmente se nos ha reconocido y otorgado responsabilidad a quienes nos gobiernan, atentan contra toda una Comunidad.

A la espera de una resolución expeditiva a nuestra petición, saludamos a Ud. con el más distinguido respeto.

Los abajo firmantes, miembros de la Localidad de Palo Blanco.

 


 

  Palo Blanco, Junio de 2021

 

Carta al Gobernador de la Pcia. de Catamarca

Señor Gobernador:

Nos dirigimos a Ud. como la máxima autoridad del Ejecutivo, para hacerle saber que, con mucha preocupación, y dolor, hemos decidido hacer público sobre cómo vivimos esta pandemia en nuestra Comunidad.

En primer lugar, queremos recuperar que el derecho a la salud es un derecho humano básico que prescribe nuestra Constitución Nacional y por el que todas las personas debemos tener acceso a los recursos sanitarios básicos. Entendemos también, el derecho a la salud desde el correlato que tiene con el derecho a la vida, ya que este último comprende no sólo el derecho a vivir, sino a tener una vida digna, siendo la salud el primer escalón en la pirámide de esa dignidad. En este sentido, casi una década venimos planteando que se nos considere como personas con derecho a este derecho.

A un año y tres meses o cuatrocientos cincuenta y cinco días, comenzamos a experimentar dolorosamente las consecuencias del estado del centro de salud que debió estar acondicionado, equipado, preparado para atender la salud de los pobladores que viven en este norte catamarqueño, que también son personas y también merecen acceder al derecho a la salud y el derecho a vivir. Pero la ausencia de los recursos sanitarios básicos nos expone de tal modo que en menos de un mes que surgieron los casos de Covid, 4 personas perdieron su vida. Y los números de positivos y de familias aisladas son altas en relación con el porcentual de la población.

Estas muertes y las experiencias vividas por cada familia con su particular manifestación de los síntomas en los casos positivos han desnudado el estado de nuestra institución sanitaria. Por mencionar los de más fuerte impacto:

Los casos de COVID nos encerraron en casa y ahí, un caso positivo comparte con su familia el protocolo del contagio, porque se aíslan todos y se terminan contagiando todos. La inexistencia de test para los hisopados determina que familias completas se hayan aislados hasta 14 días y aun no pueden ser dados de alta porque no hay hisopos.

Ante casos de urgencia de las personas con necesidades de oxigeno tuvieron que ser trasladados a Fiambalá y en el peor de los casos hacerse cargo del insumo necesario con altos costos los tubos de oxígeno para ser asistidos por familiares en el domicilio particular. Sin medicación para casos de complicaciones respiratorias, neumonías.

Los casos que requirieron el traslado por urgencia, contar con la suerte de que la ambulancia funcionara o en pleno horario de la madrugada tuvieran que auxiliar los vecinos. (se adjunta prueba).

En cuanto a las familias integradas por varios miembros podrían imaginar ¿cómo mantienen la distancia compartiendo el baño, durmiendo 4 o más personas en la misma habitación? ¿Cómo se evita el contagio de las personas que asisten a los afectados? ¿Cómo cree que vive una familia esperando más de 15 días que lo hisopen y le digan si es positivo cuando solo se condenó con los síntomas? ¿Cómo supera una persona el virus quedándose en casa enfermo sin tener derecho a asistir a un centro de salud que no tiene ni un tubo de oxigeno?

Ahora bien, ante estas generalidades, le contamos que años atrás, nuestra Localidad tenía un Hospital Seccional Palo Blanco, hoy es un CAPS. o sea, en lugar de jerarquizar a la Institución no solo con la designación de personal, sino con el acondicionamiento, el equipamiento, la cobertura de cargos vacantes, la incorporación de otros servicios de salud, entre otros aspectos que muestren mejoramiento institucional, tenemos todo lo contrario. Y entre lo que sí tenemos para afrontar este virus, le comentamos:

-Tenemos un profesional médico para 2000 habitantes, a cargo de Palo Blanco , Punta de Agua, Chuquisaca, Mesada de Zarate, Antinaco, La ciénaga, Las Papas. Pero, además, es movilizado a Fiambalá, a Tinogasta para poder cubrir la demanda por falta de contratación de personal en esos centros de salud. Y ¿qué sucede ahí? Le damos la respuesta: dejarnos sin atención o atención mínima a la población.

-Tenemos personal de enfermería que trabaja 24 hs porque hay agentes aislados por contagio y en los cargos vacantes por fallecimiento y por jubilación nombraron una administrativa en lugar de una profesional de enfermería. Desde hace 9 años no se cubrieron las vacantes originadas por fallecimiento y/o por jubilación. Con curriculum archivados hay 4 o más jóvenes profesionales del pueblo que siguen esperando que algún día los nombren. ¿Esto justifica que se sobrecargue a las enfermeras actuales?

-Tenemos un solo chofer, porque hace más de dos años, no se ocupan de cubrir el cargo vacante por jubilación con varios aspirantes que también archivan su curriculum.

-Teníamos un Personal de Odontología que lo trasladaron porque nosotros no tenemos necesidades de atención odontológica.

-Tenemos una ambulancia que no reúne las condiciones necesarias para el traslado de pacientes, pero mucho peor, no garantiza la seguridad de los ocupantes, pues el chofer mientras maneja limpia el parabrisas con una rejilla para desempañar. Y forman parte del gran inventario de bienes, 4 vehículos sobre ruedas o en talleres dependiente del ministerio de salud.

A esto se suma, lo más inédito que le ocurre a Palo Blanco, que si en algún momento le traen una ambulancia nueva, las autoridades del área de salud deciden llevarla y dejar esos vehículos fuera de uso para los del pueblo.

Palo Blanco, es un pueblo con más de 1.500 habitantes, sin sumar las localidades de la Zona de la Herradura y de Las Papas, Aguas Negras. La institución que tenemos es un Caps., que a la vez distribuye los medicamentos a otros 6 Caps de las localidades mencionadas. Este CAPS que recibe por ejemplo: 6 jarabes debe distribuirlos en 6 , o sea nos corresponde menos de un jarabe para 1000 personas.

– Y tenemos nada más, no, nada más. ¿Eso será mucho o nada para 2000 habitantes en una pandemia?

Ante esta realidad, que muchas veces es negada por los políticos de turno o que representa una expresión fatalista de gente ignorante que no sabe lo que dice, nosotros como únicos afectados pedimos ayuda a nuestros familiares residentes en el Sur de País, hacemos beneficios en el pueblo para ayudar al hospital, para reparar ambulancias, entre otras cosas. Y en ese momento llegan las autoridades del área de la que depende este centro de salud a realizar los llamados de atención, a negar todo. O también las autoridades municipales a poner orden para callar a los que piden. Pero solución a todo esto, ninguna.

En algún momento, un grupo de jóvenes propuso acondicionar un espacio en este pueblo para aislar a las personas positivas, pero la respuesta de un funcionario municipal fue: que ante casos de pacientes de urgencia serian derivados al Malbrán. Usted y nosotros sabemos que ya no hay camas. Ya murieron varias personas mientras esperaban una cama en el Malbrán, el Centro de atención para pocos.

Otro pedido de esta Comunidad fue que se construyera el Hospital en el terreno que en el año 2008 el Municipio adquirió para tal fin, pero en lugar de ello, se inauguró un pista deportiva , evento del que Ud. participó. Y, muy por el contrario, la Jefa municipal hoy construye con gran orgullo, Hospitales en Medanitos, pueblo más cercano al Centro de salud de Fiambalá, otra gran obra es el Hospital en el Paso de San Francisco que ya moviliza a cientos de personas y maquinarias. Allí, se construye, donde no hay gente.

Y para los 2000 habitantes de Palo Blanco, no hay necesidad ¿verdad? Sólo, una pista inconclusa deportiva era la prioridad del plan de obras 2020.

Ahora bien, como si todo esto fuese parte del escenario de Macondo, el del pueblo de Cien años de soledad, le contamos que, en más de un año, nunca llegó parte de los aportes extras enviados en el primer semestre del 2020 ni parte del aporte extra de $ 1.5000.000.00 que enviaron al Municipio de Fiambalá. Ni equipamiento, ni insumos, ni oxígeno, ni personal, ni ambulancia , NI NADA PARA ESTOS PUEBLOS.

Sr. Gobernador: Si realmente se interesa por la salud como afirma en sus comunicaciones, detenga su pensamiento e imagine a 2000 habitantes que hoy significan muchos casos en relación con la cantidad poblacional y déjese movilizar por un principio humano: cada persona merece vivir y no estar condenado a soportar los efectos de este virus en la absoluta inseguridad, y de la obligación que tiene como representante del estado. Le imploramos la urgente atención a todo lo que necesitamos para afrontar este tiempo y que le consignamos en el pedido formal adjunto.

Ud. no tiene idea como duele sentirse acechado por un virus que tiene todas las de ganar, porque tenemos la nada misma.

      Dios lo ilumine e indique su accionar.

 

                                                                                                                                  Ciudadanos de Palo Blanco