Deberá enfrentar las penalidades por la violación de las disposiciones en Etapa Roja, “Aislamiento Estricto”.

El pasado domingo, decenas de mensajes e imágenes llegaron a la redacción de Multimedios Abaucán en donde daban cuenta que un empresario hotelero de Fiambalá habría violado el Decreto Provincial S.-Seg. N° 690 en todos sus puntos (Poder Ejecutivo Prov. Etapa Roja: “Aislamiento Estricto”), emitido por el Gobernador de la provincia, Lic. Raúl Jalil.

De acuerdo a los datos e imágenes que ahora son virales en las redes sociales; el empresario en cuestión se habría aprovechado de su investidura por pertenecer a la Secretaría de Turismo de la Municipalidad de Fiambalá, en donde se estaría desempeñando como asesor de la misma, y a espaldas del ejecutivo municipal y de sus propios superiores, al parecer sacó provecho para su peculio personal al dejar pasar cerca de una decena de motoqueros y alojarlos en su emprendimiento particular del rubro hotelero. Todo esto generó una serie de cuestionamientos por parte de los demás trabajadores del mismo rubro, quienes debieron acatarse a las disposiciones provinciales del cual el municipio de Fiambalá se encontraba adherido.

Los hoteleros locales consideran injusto y una falta de respeto total, no tan solo hacia ellos, sino a toda la comunidad por parte del empresario. Asimismo sostienen que varios de ellos tuvieron que acatarse a las disposiciones y suspender varias reservas realizadas para el pasado fin de semana en cumplimiento al Decreto Municipal (Decreto N° 668 y N°669 Dispuestas anteriormente).

En referencia a esta situación que causó un gran revuelo en Fiambalá; en declaraciones a la prensa, la Secretaria de Turismo de Fiambalá, Delmira del Huerto Quinteros,  desligó toda responsabilidad por parte de toda el área a su cargo y afirmó que ella y la propia Intendenta Roxana Paulón desconocían de tal situación y que se encuentran en la investigación para dilucidar porque motivo o bajo qué ordenes, personal de la Comisaría de Fiambalá dejó ingresar a los turistas en un periodo en que los decretos prohibían el ingreso de visitantes sin excepción.

Ahora el COE Fiambalá, las autoridades policiales y la justicia, deberán investigar si al empresario, asesor político e integrante de la Asociación de Turismo y Afines de Fiambalá   le corresponde alguna penalidad por haber violado los decretos –tal cual está establecido-, haciendo uso y abuso de su investidura, lo cual, en caso de aplicarse, sería una acción ejemplificadora para aquellos que intenten imitarlo y violar alguna disposición, y así  desistan de esa abominable actitud en épocas de Etapa Roja: “Aislamiento Estricto”.