Fiambalá reinició su actividad turística con la recepción por parte de la  Secretaría de  Turismo,  quién dio la bienvenida a los visitantes en el portal de ingreso y también en el Complejo Termal con folletería y recuerdos.

Al igual que en Fiambalá las localidades del norte también se prepararon para esta reapertura, ofreciendo sus atractivos naturales como lo son las Dunas Mágicas en Saujíl, el Cristo en Medanitos, el Elefante y León de la montaña y las Dunas en Tatón, La Gruta de Palo Blanco, y una variedad de lugares que están esperando  la visita de los  turistas.

Es una gran alegría poder reabrir el turismo, tenemos que seguir cuidándonos y respetar todas las medidas de bioseguridad para poder disfrutar de nuestros paisajes añadió Yamili Quinteros Secretaría de Turismo.