Se entregaron insumos en la posta de Banda de Lucero y  mini Hospital de Salado. Además se visitaron obras de refacción en los centros de salud.

Ayer, el Municipio de Tinogasta desplegó un fuerte operativo de asistencia sanitaria y social en las principales localidades del sur, que incluyeron  Banda de Lucero,  El Pueblito, El Salado y Copacabana.

El intendente de Tinogasta, Sebastián Nóblega, estuvo  acompañado del vice intendente, Daniello Cerezo, el secretario de Obras Públicas, Ernesto Andrada, la jefa del área Programática N°10, Dra. Danisa Córdoba; la directora del SEySAM, Viviana Castro, la secretaría de Desarrollo y Hábitat, Viviana Cortez y la secretaría de Gobierno, Pamela López.

En Banda de Lucero, se hizo entrega al delegado municipal Julio Cabrera los elementos de bioseguridad para el control de personas con COVID, que serán destinados a la Posta sanitaria del lugar.

Allí, también desde el área de Desarrollo  Social y Hábitat se visitó la vivienda del vecino Gerónimo Sosa, que sufrió un incendio en su casa y que desde el municipio se está colaborando con mano de obra y materiales de construcción para la reconstrucción de su casa, que en 15 días será reparada por completo.

Luego, en el Club Chacarita se observó el avance obra del salón  de usos múltiples que desde la secretaría de obras públicas, se está construyendo. La presidenta del club, Gabriela Godoy señaló que “esta obra es un anhelo de todos los socios y vecinos del club”.

En Copacabana, junto al delegado, Juan Ruiz, se inspeccionó las refacciones que se realizan en el mini Hospital y la obra de ampliación, que implica una zona de internación, cocina, consultorios y espacio para ambulancias.

El secretario de Obras públicas, afirmó que “las obras que planifica el municipio en estos distritos están demoradas, por los casos positivos de COVID y el personal aislado. El intendente dispuso una ampliación en el Hospital de Salado, y la construcción de sala de internación, consultorios y sanitarios, y estamos avanzando”.

 

Asistencia en Salado

En la localidad de Salado, se hizo entrega de elementos de bioseguridad y remedios para el control de personas positivas de COVID-19; termómetros infrarrojos e insumos para el Hospital de Salado.

Cabe mencionar, que el mini Hospital de Salado, se encuentra en obra ya que se está refaccionando el edificio y también se ejecutará una ampliación del centro asistencial.

El delgado, Marcelo Moreno, con el intendente dialogaron sobre la situación de las personas aisladas y el jefe comunal adelantó que “se  encuentran en conversaciones con dos médicos, para que presten atención permanente en Salado”; pero precisó “que tanto desde el Hospital Zonal, como del SEySAM, están asistiendo permanentemente a las personas aisladas”.

“Lamentablemente tenemos personas de esta localidad internadas, incluso en el Hospital Malbrán y dos personas fallecidas, una de Copacabana y de Salado, por supuesto que nos genera enorme tristeza y desde el Municipio vamos hacer todo para proteger y acompañar a la gente”.

Además, desde el Hospital Zonal, la Dra. Paola Bayón, continuó con los controles a pacientes positivos de la jurisdicción y se atendió otros tipos de consultas médicas.

 

Espacio de Primera Infancia

Por otro lado, las autoridades recorrieron el espacio donde se realiza la obra del Salón de Primera Infancia (EPI) “Julio Armando Niñoles”, que se encuentra ubicado en la ex estación del ferrocarril. Donde se están recuperando espacios, para la instalación de un nuevo Punto Digital.

En Pueblito, también con el delegado Luis Alaníz, se visitó la Posta Sanitaria donde se hizo entrega de termómetros, oxímetros, e insumos para reforzar los elementos, donde también se realizarán mejoras.

Prensa y Comunicación – Municipalidad de Tinogasta.