Augusto Barros defendió la expropiación.

El diputado oficialista Augusto Barros realizó algunas apreciaciones en relación con la situación de las Termas de Fiambalá. En ese sentido, salió al cruce de la postura de la oposición que advirtió que las Termas ya se habían expropiado en la década del 80. «Lo que plantean es una pretensión de expropiación, ya que en el año 1982, cuando (Arnoldo) Castillo era gobernador de facto, el decreto ley de expropiación hablaba de 86 hectáreas, pero nunca se concretó», dijo.

«La expropiaron del Ejecutivo habla de 1.200 hectáreas, que es todo el perímetro que queda afuera de las Termas. Lo que se hace es iniciar la expropiación y consolidar el espacio en favor del municipio», añadió.

Según Barros, el anuncio del Gobierno «viene a concluir con una mentira sostenida por 40 años por parte de quienes fueron gobernantes hasta la llegada de Paulón al municipio. En ese marco, dijo que el proyecto del Gobierno «garantizará que efectivamente las Termas tengan una legalidad dominal a favor del municipio mediante donación luego de la expropiación».

Finalmente y si bien dijo que el Municipio podría haber avanzando con la expropiación por su parte, recordó que la intendenta «tiene un Concejo Deliberante en contra».

 

Fuente: www.elancasti.com.ar