Como todos los domingos, muchas personas asisten a los cementerios para visitar las tumbas de sus seres queridos difuntos, pero este fin de semana muchos de ellos se encontraron con la lamentable sorpresa de que varios sepulcros del Cementerio Parque de Fiambalá fueron blanco de hechos vandálicos, destrozos y profanaciones, un hecho muy poco habitual en esta región.

En contacto con Multimedios Abaucán, una joven comentó con mucha tristeza y desazón que en la tumba en donde se encontraba la urna funeraria con las cenizas de su madre, fue profanada y los vándalos se llevaron dicha urna desconociendo las ranzones o utilidad que le pudieran dar a dicho receptáculo.

En otros casos sustrajeron diferentes elementos que estaban depositados en las sepulturas, incluyendo placas recordatorias, para lo cual destrozaron vidrios, puertas y candados, con el fin de cometer los hechos de vandalismo.

No se descarta que grupo de jóvenes que utilizan lugares como éstos para consumir sustancias ilegales y escabullirse de las autoridades de control, pudieran ser los potenciales autores de esta clase de ilícitos.

Hasta el momento se desconocen los autores de tal destrozo, motivo por el cual se solicita que cualquier información relacionada con estos hechos que se informe a la Comisaría de Fiambalá o la comisaría más cercana a sus domicilios.